Tendencias ss2020: Cuando la moda habla del tiempo en el que vivimos

by Estel Vilaseca,

Piensa en Verde
“Amarás a la naturaleza por encima de todo”

La urgencia de actuar ante el cambio climático que se avecina, se ha colado en la agenda internacional gracias a lideresas como Greta Thunberg. La activista sueca de 16 años ha logrado crear con su Friday’s for Future un movimiento transversal al que se están sumando jóvenes de todo el planeta. La moda que importa, esa que vive conectada y atenta a las cosas que pasan en el mundo, ha llenado la pasarela para la próxima primavera verano 2020 de tonos verdes, formas orgánicas y estampados que honran a la madre naturaleza.

Hace ya tres años que Pantone se anticipó a esta inundación de verde, cuando escogió el “Greenery” como color del 2017. Un color que reivindicaba la naturaleza y animaba a integrarla en los paisajes urbanos para devolverle el lugar que la sociedad industrializada le había arrebatado. La gurú de las tendencias Li Edelkoort, habla para la primavera-verano de 2021 de la “Ola Verde”, aunque parece que esta ola, ya está aquí: “La necesidad por el verde es tan poderosa que transformará sin titubeos la moda y el diseño que tenemos alrededor, brotando desde fuentes políticas, humanísticas y supervivencialistas, es imposible de ignorar. Pero quizá, lo más importante del verde es su capacidad de aportar alegría. Su energía y carisma es convincente y nos ayudará a ser, combatiendo la desesperanza con optimismo y felicidad: la alegría vista como otra forma de activismo”, explica.

El diseñador inglés Christopher Kane ha hilado una emocionante colección con la que reivindica una sensual fusión con el planeta tierra y homenajea a todos aquellos que “aman la naturaleza”: “Haz el amor con el viento, duerme con las estrellas, siente las flores…esta temporada, la colección Ecosexual nos anima a intimar con la naturaleza”. Desde Nueva York, Collina Strada, que se autodefine no sólo como una marca, sino “una plataforma social y de conciencia”, decidió convertir su propuesta para primavera verano 2020 en un agradecimiento. Con el título “Gracias por ayudarme”, su colección para el próximo verano “es una plegaria para que todos seamos más amables con nuestro mundo y para ayudar a reparar los agujeros que hemos contribuido a quemar”. Como regalo a los invitados, una bolsa reutilizable y una hoja de instrucciones que decía: “Formas de ayudarme: “Come menos carne. Come más plantas. Empieza un jardín. Cultiva tu propia comida. Cocina en casa. Planta un árbol – planta muchos árboles”.

Se une al discurso sostenible, Francesco Risso de Marni, que ya había mostrado en anteriores ocasiones interés por el tema, con una puesta en escena con materiales recuperados firmados por Judith Hopf y una colección llena de flores pintadas a mano que recrean paisajes selváticos en la que activismo y optimismo se dan la mano. Elaborada con tejidos recuperados y algodones orgánicos, Risso habla de una “protesta alegre y de la necesidad de “reconectar con nuestras propias tribus”. Hemos visto verdes y estampados también en las colecciones de Marc Jacobs, Louis Vuitton, Fendi, Balenciaga y Gucci.

Piensa en verde

La emancipación de Venus
“Mi cuerpo, mis reglas”

Este verano Miley Cyrus lanzaba el video clip “Mother’s Daughter”, con el que hacía eco de uno de los debates más interesantes de los últimos tiempos: la relación de la mujer con su cuerpo y la imagen del mismo, al mismo tiempo que contribuía a lo que algunas feministas han bautizado como la “mercantilización del feminismo”. Con un casting de mujeres de todo tipo de razas y formatos, Cyrus canta “Don’t Fuck With My Freedom” y “She got the power” mientras se superponen frases como “Not An Object”, “I’m Free” o “Feminist AF” o “My Body My Rules”. Para algunos este vídeo sería un nuevo capítulo de “feminismo trivial”, del que Beyoncé es, según algunas expertas, su máxima representante. Pero también es el reflejo de un estado de ánimo, el pulso a una sociedad que sigue castigando a la mujer por mostrarse, mientras no lo hace con el hombre.

Eva Farreras, en su interesante artículo “Feminismo Beyoncé”, considera que es erróneo entrar en estos debates: “Si rechazamos el espacio mainstream por el hecho de incurrir en contradicciones estaremos desaprovechando la que hasta ahora ha podido suponer la mayor oportunidad de que cualquier persona, sin importar el contexto social ni el bagaje cultural, pueda sentirse orgullosa de ser feminista”. Después de que durante siglos la imagen del cuerpo de la mujer haya sido construida a través de la mirada masculina, una nueva generación de teóricas, artistas y fotógrafas trabajan para ofrecer nuevos puntos de vista y dialogar sobre la necesidad de que las mujeres recuperen el control de su cuerpo.

Esta batalla por recuperar la propiedad del propio cuerpo es especialmente cruenta en Instagram, donde la censura sí que entiende de géneros: mientras los pezones masculinos campan a sus anchas, los femeninos desaparecen en un acto en sintonía con la tremenda distopía que propone “El Cuento de la Criada”. Bajo el hashtag #freethenipple, mujeres de todo el mundo reivindican el control y la libertad de sus cuerpos, esa libertad a la que invoca Cyrus en su vídeo. La próxima primavera-verano 2020, este debate sube a la pasarela con una gran cantidad de propuestas que descubren los pezones o los enmarcan, a través de mini-bikinis, transparencias y prendas lenceras.

El diseñador inglés JW Anderson, lo hace tanto en su marca con unas sorprendentes joyas -sostenes que abrazan los pechos -, como con la colección que diseña para Loewe, con la que presenta vestidos y sostenes transparentes. Desde Gucci, Alessandro Michele sube el fetichismo a la pasarela, con modelos luciendo sugerentes vestidos lenceros y guantes de látex: “¿Qué pasaría si una de mis chicas intentara ser sexy?”. Michele pone el dedo en la llaga en un momento en el que la corrección política se convierte en una arma de doble filo: “¿Puede la moda sugerir libertad de experiencia, capacidad de transgredir y desobedecer, emancipación y autodeterminación?¿O puede la moda misma correr el riesgo de convertirse en un dispositivo refinado del gobierno neoliberal que termina imponiendo una nueva normatividad, convirtiendo la libertad en una mercancía y la emancipación en una promesa rota?”.

Otros diseñadores reflexionan sobre la silueta femenina con vestidos envolventes, que esculpen de forma sugerente el cuerpo celebrando la curva. Los vestidos drapeados serán una de las tendencias. Los tonos piel, desde el crudo, el beige pasando por los marrones, juegan con la noción de desnudez, reivindicándola, tal y como hace la fotógrafa española Carlota Guerrero en su trabajo. Interesante en el nuevo Burberry de Tisci un conjunto lencero donde las copas recrean las conchas de Venus, esa Venus que salta del cuadro y sale a la calle dueña de su cuerpo.

Venus

Clase de Historia de la Moda
“Idealización del pasado y oda a la nostalgia”

Resulta llamativo que tras un vistazo general a las propuestas para la próxima temporada, la mayoría de diseñadores recurran a la nostalgia. Y ya llevamos varias con esta tónica. Desde los diseños inspirados en la indumentaria de los siglos XVI y XVII de JWAnderson para Loewe hasta los vestidos noventeros de Bottega y Veneta, la pasarela se convierte en una interesante clase de historia de la moda, con propuestas que celebran el retro de los años setenta, el glam de David Bowie, el punk de Westwood o las hombreras ochenteras. Este amor por tiempos pasados no es baladí: “Todos los humanos somos nostálgicos, de manera que es imposible que la moda no sea un espejo de quienes somos, de nuestras preocupaciones y desafíos. Todos tenemos memoria. La nostalgia es un lugar muy seguro, lo familiar es reconfortante, especialmente en tiempos de incertidumbre”, Pamela Golbin, curadora del Musée de la Mode et du Textile de París en un artículo de WWD.

En tiempos de incertidumbre, todo aquello que conocemos reconforta. Los expertos le han dado incluso un nombre: “la fetichización del pasado”: “Actualmente la nostalgia vende más que el sexo”, declaraba provocador el diseñador Benjamin Kirchhoff. “La nostalgia, como tendencia, habla al consumidor millennial que no las ha vivido de primera mano” explicaba Lisa Aiken, directora de compras de la tienda online de lujo Net-à-Porter. Goblin, por su parte, apunta a una cierta saturación y desgaste de los ciclos de la moda: “Actualmente la moda se desarrolla de forma más orgánica a través de los estilismos de la calle. Hay mucha más variedad, más que la silueta dominante que se podía ver en el siglo XIX o incluso en el XX, de forma que hoy estamos en un ciclo todavía más corto de reciclar tendencias. Ya hemos visto múltiples revivals de los ochentas y noventas. Y eso es debido a la gran velocidad de la moda hoy”.

Para diseñadores como Alessandro Michele, el pasado es una fuente inagotable de inspiración. En sus colecciones se mezclan de forma recurrente referencias de los cincuenta, los sesenta y los setenta, con gran predilección por lo retro: “Las referencias han sido siempre una parte fundamental en cualquier viaje cultural que se precie. Hoy, pero, las referencias se confunden con una nostalgia paralizante. Por el contrario, también pienso de forma obsesiva que estar instalado en el futuro es la mejor forma de no vivir el presente. Crecí con un padre que no tenía reloj y eso ha marcado de forma permanente mi relación con el tiempo. Todo lo que me inspira y todo lo que cito, ya tenga un día o cientos de años, ocurre al mismo tiempo delante de mis ojos, de forma que se convierte en presente. Es mi presente, mi época y eso es lo único que puedo y quiero describir” explicaba en una entrevista a Vanity Fair.

Para el próximo verano, Demna Gvasalia sigue con su obsesión por los ochenta de la era post-soviética con los que creció al mismo tiempo que sube un mono de lentejuelas al más puro estilo Ziggy Stardust. Mientras que Nicolas Ghesquière cruza referencias de Belle Époque y las Gibson Girls, con la estética de Biba, todo ello salpicado con pequeños guiños a la cultura VHS en los complementos. Marc Jacobs ofrece también un baño de nostalgia referenciando a algunos de sus diseñadores favoritos, desde Karl Lagerdeld , pasando por Norman Norell a Yves Saint Laurent en un ejercicio de reconocer la importancia de la referencia en el mundo de la moda: “los mantienes vivos honorándolos, repitiéndolos, acreditándolos y dejando que sigan inspirándote”, explicaba a WWD.

Historia de la moda

Factor WOW
Cuando la moda se convierte en meme

El director creativo de Balenciaga, Demna Gvasalia, fundador también del colectivo Vetements, ha sido uno de los diseñadores que mejor ha entendido el papel de la moda en la era de las redes sociales, integrando la cultura del meme en su proceso de diseño. Y es que más allá de sus propios referentes, Gvasalia y su equipo tienen muy claro la importancia de la imagen que circula, y esto es algo que afecta a su forma de plantear los castings, las puestas en escena y en las propuestas que suben encima de la pasarela. Hay siempre una ironía latente en la referencia que crea una interesante conexión emocional con la audiencia. Y es que la moda para llamar la atención necesita ser “Instagrameable”. Marc Jacobs, que últimamente está muy lanzado en las redes sociales, ha entrado también en una nueva fase en la que moda se convierte en puro espectáculo, él mismo habla de la necesidad de “satisfacer la alegría de la moda”. Y es que…¿a qué hemos venido aquí sino a divertirnos?

Wow

 

itfashion.com utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Más Información

POLITICA DE COOKIES Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión). La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas. Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador– itfashion.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra. ¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web? - Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales. - Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc. - Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos. - Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación. - Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo. Cookies de terceros: La Web de itfashion.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de itfashion.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet. En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google. El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website. Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador: Chrome Explorer Firefox Safari Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con itfashion.com en contact@itfashion.com

Close