Retrato robot del diseñador del futuro

by Colaboraciones it,

En una industria de la moda inmersa en un profundo proceso de transformación, la figura de diseñador se torna cada vez más versátil, capaz de hacer frente a los desafíos que se dibujan en un futuro próximo. La velocidad de las temporadas – si antes eran dos al año, ahora se crean colecciones de forma continua – requiere de profesionales rápidos, ejecutivos, con visión y capaces de conectar de forma directa y clara con las demandas del mercado.

Al margen del sistema, existe también un interesante ecosistema de nuevas empresas que sin renunciar a la rapidez, proponen nuevos modelos de negocio y perfiles de diseñadores creativos, sorprendentes y multidisciplinares. El diseñador ha dejado de trabajar en soledad y en su torre de cristal. Ahora el trabajo en equipo y el contacto con la realidad son primordiales.

La escuela de Artes y Técnicas de la Moda, situada en plena Milla de Oro de Barcelona, ofrece un Postgrado de Moda enfocado a profesionales y estudiantes que no provienen del mundo de la moda pero que quieren un cambio de orientación laboral o aplicar nuevos conocimientos. Entre su plantilla de profesores está Albert Vilagrasa, director creativo de Antonio Miró; la diseñadora de moda íntima Rosario Puñales y el dúo de creativos Zazo & Brull. Charlamos con ellos sobre la formación de los diseñadores hoy, así como de sus influencias y trayectorias.

ALBET VILLAGRASA, Director Creativo de Antonio Miró

Todo diseñador debería tener una base de historia cultural

¿Qué aspectos son esenciales en la formación de un diseñador de moda hoy?
Sobre todo tener una cultura de moda, una historia, unas bases, y hacerse muchas preguntas a uno mismo. ¿Qué puede aportar? ¿Qué quiere conseguir? Esto le dará al diseñador las herramientas para saber en qué se quiere formar y qué tipo de diseñador  quiere ser. Hay diseñadores multidisciplinares y otros que no lo son. Pero todo diseñador debería tener una base de historia cultural.

¿Cuando empezaste en el mundo de la moda y cuál es tu sello?
Empecé ya de pequeño. Cosía a escondidas en el garaje de casa, donde había una máquina de coser.  Pero a nivel profesional empecé con 24 años, trabajando en Marithé François Girbaud y Miro jeans. Definir mi sello es difícil, supongo que destacaría el tailoring y los cortes muy pulidos.

A lo largo de tu carrera, ¿Cuál ha sido tu experiencia laboral más valiosa?¿Por qué?
Todo ha sido valioso, de todo he aprendido, pero imagínate para un niño de pueblo que soñaba con ser diseñador llegar a trabajar con Antonio Miro. Fue un sueño, y sigue siéndolo, me siento afortunado de estar tantos años trabajando en lo que más me gusta.

¿Quién y cuando te dieron el mejor consejo de tu carrera?
El mejor consejo me lo dio un amiga que pertenece al sector en un momento bajo de ánimo por problemas personales. ‘Se tu mismo’, me dijo. Creo que en la moda, como en cualquier disciplina artística, es un consejo  fundamental.

albert_vilagrasa
Albert Vilagrasa, director creativo de Antonio Miró.

¿Qué consejo darías a alguien que sueña con ser diseñador?
Le daría el mismo: que sea fiel a sí mismo y que sueñe con los ojos abiertos. Es importante soñar, y más en la moda, pero hay que tener los pies en el suelo, debes saber que hacemos un producto porque la gente lo quiere.

¿Cómo has visto la evolución del rol del diseñador de moda en los últimos diez años?¿Crees que ha cambiado?
Ha cambiado mucho, pero creo que como todo. A día de hoy un diseñador a la hora de trabajar y de moverse debe tener más cosas en cuenta ya que hay mucha competencia. Ya no es solo la ropa, es la  campaña de publicidad, son las redes sociales, etc. La figura del diseñador o director creativo ya va más allá se solo hacer ropa.

De todo el proceso en la creación de una colección, ¿Con cuál te quedas?¿Por qué?
Con la búsqueda de la tendencia y de la paleta de color y el desarrollo del tema antes de impregnarlo en el diseño. Ese momento es, para mí, el más creativo.

¿Si pudieras irte a cenar con un diseñador de moda, con quién compartirías mesa?¿Por qué?
Con Hubert de Givenchy, eran otros tiempos y creo que tiene una sabiduria increíble del tema. El sabor nostálgico de aquellos tiempos en la moda me  gusta mucho.

¿A quién se dirige el Postgrado en Diseño de Moda de EATM?
A todos aquellos diseñadores que han acabado su formación y quieren ir más allá para conocer la realidad del negocio, para empaparse más a través de profesionales en activo y que son la cara de la moda en la ciudad actualmente. 

¿Qué destacarías de las clases que tu impartes?
El enfoque a la realidad de los negocios. Repasaremos la preparación de una colección desde que nace hasta el final,  teniendo en cuenta la demanda y la tendencia.

¿Qué perfil tiene que tener la persona que quiera dedicarse a esta profesión?
Creo que es una profesión vocacional, como todo disciplina artística. Creo que cualquier profesional del sector debe tener inquietud e ilusión.

¿Qué salidas tiene esta profesión?
¡Miles! Todo lo que esté enfocado, en general, a la estética. Se trata de una obsesión por la estéica y por la tendencia, lo que se refleja en todo: desde un reloj hasta una prenda o un sofá.

CLARA BRULL y XAVER ZAZO, de Zazo&Brull

Es importante que el futuro diseñador se prepare muy bien, porque la competencia es muy dura. Que sea constante y que no deje que la ilusión se apague”

¿Qué aspectos son esenciales en la formación de un diseñador de moda hoy?
Un diseñador de moda hoy es esencial que conozca bien el mundo en el que deberá moverse. Esto implica saber cuánto más y mejor de las partes que conforman la creación de una colección, desde el proceso creativo, al patronaje y nociones de corte y confección. Historia de la moda y conocimientos de cómo funciona la industria que hay detrás. También es muy importante el interés innato que deberá tener toda persona que se quiera dedicar a la moda. La escuela te proporciona herramientas y conocimientos para poder desarrollar el interés o inquietud que llevas dentro. Lógicamente y como en todas las profesiones el diseñador de moda que saldrá será fruto de su potencial, su trabajo, su constancia y su implicación en conocer y superarse.

¿Cuándo empezasteis en el mundo de la moda y cuál es vuestro sello?
Empezamos en el año 2000, así que 17 años. Nos conocimos estudiando diseño de moda y el feeling fue inmediato. Zazo&brull fue el fruto de la necesidad de hacer algo que nos llenara, allí estábamos los dos dispuestos a contar lo que nos pasaba por la cabeza a través de colecciones. Las prendas que creamos tienen una imagen fuerte y al mismo tiempo son muy femeninas y elegantes, con patronajes elaborados y detalles muy cuidados.

A lo largo de vuestra carrera, ¿Cuál ha sido vuestra experiencia laboral más valiosa?¿Por qué?
El presentar nuestras colecciones en otros países. Nos ha permitido conocer la gente y manera de trabajar de otros sitios y valorar lo que estábamos haciendo bien. También ver en perspectiva que puedes mejorar de tu marca y propuesta.

¿Quién y cuando os dieron el mejor consejo de vuestra carrera?
Nunca hemos recibido un consejo que nos haya calado en especial.

¿Qué consejo darías a alguien que sueña con ser diseñador?
Que crea en él y en lo que hace, porque de la ropa opina todo el mundo, el que sabe de moda y el que no. Que se prepare muy bien que la competencia es muy dura, que sea constante y que no deje que la ilusión se apague. 

foto 3
Zazo & Brull en el estudio

¿Cómo habéis visto la evolución del rol del diseñador de moda en los últimos diez años?¿Creéis que ha cambiado?
Hay mucha oferta en el mercado y con la rápida difusión que proporcionan las redes sociales, las propuestas quedan obsoletas en menos tiempo. El hecho que se pueda tener tanta información tan deprisa y tan fácilmente es un arma de doble filo, ya que proporciona la información de lo que gusta en ese momento, pero puede afectar en el hecho de no saber adelantarte o proponer cosas con estilo propio o distintas.

De todo el proceso en la creación de una colección, ¿Con cuál os quedáis? ¿Por qué?
Sin duda con el proceso creativo. Escoger la inspiración y dar forma a lo que tienes en la cabeza es terapéutico. Precisamente en este postgrado haremos mucho hincapié en el proceso creativo, dando pautas y herramientas para que el alumno pueda descubrir su propio potencial.

¿Si pudieras iros a cenar con un diseñador de moda, con quién compartirías mesa?¿Por qué?
Nos hubiera encantado compartir una cena con Alexander McQueen. Nos fascinaban sus colecciones y su mundo interior. Le hubiéramos preguntado muchas cosas.

¿A quién se dirige el Postgrado en Diseño de Moda de EATM?
A todas esas personas que alguna vez se han planteado ser diseñadores de moda. Si lo han pensado es porque tienen algo dentro que les está llamando. Este postgrado puede ayudarles a descubrir y potenciarlo. A desarrollar conocimientos y a encontrar un trabajo enfocado a este mundo que los puede llevar a su felicidad personal.

¿Qué destacaríais de las clases que impartís?
Podemos aportar la visión de unos diseñadores con un mundo creativo propio, a través de nuestra experiencia y nuestras técnicas de trabajo. Trabajaremos con una serie de recursos creativos pensados especialmente para que los alumnos puedan descubrir su potencial y al final del postgrado haber puesto en práctica los conocimientos adquiridos a través de su propia creación. 

¿Qué perfil tiene que tener la persona que quiera dedicarse a esta profesión?
No debe tener ningún perfil en concreto, simplemente tener la inquietud de crear y estar alerta de lo que pasa en el mundo y en la sociedad para captar las tendencias. Ser inquieto, curioso y trabajador.

¿Qué salidas tiene esta profesión?
En la escuela se les dará las claves para moverse con facilidad en este mundo, según la inquietud de cada uno, podrán trabajar como diseñadores de moda para empresas o por cuenta propia o para cualquier puesto relacionado con estilismo, desfiles, presentaciones, cine o televisión.

ROSARIO PUÑALES, diseñadora de moda

Es esencial saber como plantear una colección de forma más clara y sin que falte ningún detalle, ni creativo ni técnico

¿Qué aspectos son esenciales en la formación de un diseñador de moda hoy?
Es importante tener una buena base de conocimientos técnicos para poder desarrollar las colecciones, sean proyectos propios o como parte del equipo de una empresa. También saber como interpretar las tendencias en todos sus ámbitos, esto ayuda a diseñar, decidir coloridos y plasmar las ideas de los diseñadores. Es esencial saber como plantear una colección de la forma más clara y sin que falte ningún detalle, ni creativo ni técnico. Tampoco hay que olvidar la parte de marketing e imagen para ser conscientes de la idea de a qué tipo de público se dirige el diseñador.

¿Cuando empezaste en el mundo de la moda y cuál es tu sello?
En mi familia hay dos generaciones antes de mí, que ya se dedicaban al mundo textil, desde siempre hemos estado toda la familia muy relacionada con el mundo de la moda.  Decidí dedicarme a la lencería cuando estudié diseño textil y estampación en Central Saint Martins en Londres. Desde que empecé a trabajar con tejidos muy delicados y antiguos supe que aquello se convertiría en lencería y de ahí viene mi sello. Encajes sutiles y prendas acabadas a mano.

¿Quién y cuando te dieron el mejor consejo de tu carrera?
He tenido la suerte de tener por mentor a Antonio Calatayud un persona realmente especial y avanzada a su época. Mi mayor miedo cuando comencé con mi marca era morir de éxito porque no era capaz de atender mis pedidos, entonces él me dijo: “Tu valor es no llegar a todo, es elaborar series limitadas una y otra vez, siempre hay un continuo fin”.

17035470_10206465418434161_1237721603_n
Rosario Puñales

¿Qué consejo darías a alguien que sueña con ser diseñador?
Sentirse libre y serlo en todo momento. Como dijo Coco Chanel, “La libertad siempre es elegante”

¿Cómo has visto la evolución del rol del diseñador de moda en los últimos diez años?¿Crees que ha cambiado?
En estos últimos años ha cambiado mucho la forma de como se muestra un diseñador  hacia el público. En estos momentos es más fácil y cercano el universo de los diseñadores, nos llega su estilo de vida, sabemos la atmósfera que le rodea y podemos viajar y entender al diseñador durante su proceso creativo. Es muy embriagador.

De todo el proceso en la creación de una colección, ¿Con cuál te quedas?¿Por qué?
Disfruto mucho dando forma al tejido en el cuerpo. Desde el momento  que me inspira un cierto ambiente de tejidos y les aplico el color, voy al maniquí a modelar el material. Siempre he preferido dar forma manualmente al tejido sobre el cuerpo y de ahí pasar al patronaje, este es mi lado más vintage.

¿Si pudieras irte a cenar con un diseñador de moda, con quién compartirías mesa?¿Por qué?
Sin duda alguna me iría a cenar con Issey Miyake, desde que comencé a estudiar y ha investigar sobre el trabajo de los grandes diseñadores,  él hizo que me diera un vuelco el corazón. Tuve la suerte de conocerlo en su tienda de Tokio durante unas navidades y estuvimos conversando un rato, a demás de ser un genio, es agradable y tremendamente divertido.

Su forma de trabajar los tejidos y en concreto los cortes y sus plisados me resulta muy inspirador. Es un gran arquitecto de la moda y el arte.

¿A quién se dirige el Postgrado en Diseño de Moda de EATM?
Está dirigido a personas que vienen de otros sectores del diseño y que quieren especializarse en el mundo de la lencería y el baño.

¿Qué destacarías de las clases que tu impartes?
Se podría resumir en un par de palabras que serían “motivación y entusiasmo”. En mis clases hacemos toda la evolución del color, creamos la colección a partir del estudio de las tendencias y decidimos las prendas y el resultado final de un modo que pueda ser tendencia para varias temporadas. En resumen, en un tiempo record hay que encontrar el estilo propio de cada alumno y conseguir que se sienta seguro.

¿Qué perfil tiene que tener la persona que quiera dedicarse a esta profesión?
Sentir pasión por el mundo de la lencería y el baño para poder desarrollarse y sentirse diferente creando su estilo propio.