¿Cómo será la industria de la moda en 2030?

by Estel Vilaseca,

barcelona-fashion-summit-2018-728
En su última y sexta edición, la jornada de ponencias profesionales Barcelona Fashion Summit organizada por modaes.es, decidió mirar hacia los desafíos que el futuro y la tecnología plantearán a la industria de la moda en los próximos años. Bajo el título “Reset” y con un programa lleno de ponentes de primer nivel, como Pablo Badía, CEO de Delpozo, Andy Pain, de Interbrand, Sergio Odriozola de Zalando o Adriana Domínguez de Adolfo Domínguez, puso encima de la mesa dos de los grandes temas que sin duda cambiarán para siempre la forma en la que funciona la industria hoy: las nuevas tecnologías – léase inteligencia artificial, realidad virtual, realidad aumentada o impresión 3D – así como la necesidad de crear una industria, hoy la más contaminante del planeta, que sea sostenible y ética. A continuación algunas de las conclusiones que lanzaron los diferentes invitados:

FLEXIBILIDAD: La capacidad de reacción y la adaptabilidad a un mercado cada vez más cambiante serán características imprescindibles para todas aquellas empresas que aspiren a superar el cambio de modelo en el que actualmente se encuentra la industria.

“Todavía hay sitio para marcas pequeñas y nuevos conceptos.” Luís Lara, KPGM

ENFOQUE: Si bien el mercado se encuentra cada vez más polarizando entre grandes corporaciones y pequeñas marcas emergentes, los expertos señalaron las grandes posibilidades de todas aquellas iniciativas que estén “especializadas y centradas en un único producto”. Así lo cree Luís Lara de la consultora KPMG: “Todavía hay sitio para marcas pequeñas y nuevos conceptos. El consejo que les damos a todos ellos es que se enfoquen, que empiecen con un concepto interesante y una buena experiencia y si la cosa prospera luego amplien. Ralph Lauren empezó vendiendo corbatas y Amancio Ortega batas”. Por su parte, Clemente Cebrián añadió: “Hay que crear marcas que enamoren”.

LA SOSTENIBLIDAD COMO VALOR DE MARCA: La sostenibilidad se confirma como el gran tema de 2018. Cobra gran importancia porque sale de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa para introducirse en el ADN de las marcas. “La sosteniblidad se ha incorporado como valor”, apuntó Josep M.Bosch de TOUS. Stella McCartney ha demostrado que la ética puede ser un buen argumento de venta y los jóvenes consumidores demandan en diferentes estudios de mercado moda limpia. “En un tiempo será inconcebible que las empresas no tengan foco en la sostenibilidad y la ética. España es bastante puntera en este sentido”, comentó Clemente Cebrián de El Ganso. Por su parte Adriana Domínguez expresó: “Que las prendas duren en los armarios de la gente eso ya es apostar por la sostenibilidad. También optar por unas fibras y no otras”.
MÁS VOLUMEN: Aunque puede sonar contradictorio con el punto anterior, los allí presentes no apostaron ninguno por el decrecimiento: “No vamos hacia un mundo con menos volumen de moda, pero sí mejor gestionada y de forma más eficiente”, reflexionó Luís Lara de KPGM.

“No vamos hacia un mundo con menos volumen de moda, pero sí mejor gestionada y de forma más eficiente” Luís Lara, KPGM

ÁFRICA, NUEVO MERCADO: Aunque está por ver si en 2030 las dinámicas de mercado seguirán funcionando de la misma forma, África se configura como un potente nuevo mercado: “Es la última frontera de la moda. Hay países que crecen un 7% anual, casi a la misma velocidad que China. Es muy interesante todo lo que va a pasar ahí”, auguró Luís Lara de KPGM.

27336682_2044886432218363_4671673952413996417_n

AUGE DEL LUJO ARTESANAL: Pablo Badía de Delpozo explicó que el éxito de Delpozo era un “reconocimiento del lujo artesanal” en el que se ha construido esta marca española que triunfa en el extranjero. Adriana Domínguez apostó también a la nueva artesanía como elemento de diferenciación en una industria cada vez más homogénea: “El nuevo lujo es la artesanía, la imperfección, el detalle poético en la prenda y también, hacer todo esto accesible”.

EL CLIENTE EN EL CENTRO: En su interesante ponencia, el experto en marcas Andy Pain de Interbrand, dejó un mensaje muy claro: las marcas que quieran visibilidad tienen que colocar al cliente en el centro y escucharlo: “El cliente es el propietario de la marca. Hay que ser abierto y colaborar con él. Esa es la única forma de evolucionar hacia delante”.

“El nuevo lujo es artesanía, imperfección, el detalle poético en la prenda.” Adriana Domínguez – Adolfo Domínguez

LAS MARCAS DEBEN CONTAR HISTORIAS: Pain remarcó también la imperiosa necesidad de que las marcas trabajen en crear productos útiles, deseables y auténticos: “No hay que olvidar el storytelling emocional. Va a ser más necesario que nunca. Hay que hacer los productos lo más deseables posible”.

BIG DATA, NUEVO COMPAÑERO DE TRABAJO: ¿Acabará el big data matando la creatividad? La inteligencia artificial propulsada por el big data promete grandes avances pero tamién enormes desafíos. Sergio Odriozola anunció la muerte del coolhunter, al menos tal y como lo habíamos conocido: “las tendencias las detectará la inteligencia artificial. Al final cualquier plataforma con cruce de datos tendrá mucha más información que una persona que ha hecho cinco viajes. Nos permitirá ser más rápidos y acertar. En el mundo de la moda se toman muchas decisiones por instinto. Con la Inteligencia Artificial, seguiremos tomando decisiones pero sin equivocarnos tanto”.

“La inteligencia artificial nos permitirá dejar de lado la intuición y tomar decisiones sin equivocarnos”. Sergio Odriozola – Zalando

TIENDAS, UN ESPACIO A REINVENTAR: Aunque no se entró a definir como serán las tiendas del futuro, sí que se apuntó el cambio que vivirá el espacio del retail como consecuencia del auge del comercio online. Elena Carasso, responsable de la tienda online de Mango, la primera que abrió en España, apuesta por un espacio mucho más experiencial: “Vamos hacia modelos mucho más experienciales. Se tiene que reordenar el espacio comercial. Es una oportunidad para evolucionar el modelo. ¡Nos tendremos que reinventar!”. A lo que Luis Monserrate añadió: “Todo ello obligará al retail ofrecer una experiencia mucho más completa. Reinventar no pasa por llevar lo online a la tienda, sino subir lo que te puede dar valor en el mundo físico. La interacción con las personas, el advisory, olor, gusto, la parte social…Hay momentos para la inspiració y otros para la transacción”:

Temas que te pueden interesar: , , ,