Juego de tronos I: Yolanda Sacristán nueva directora de Harper’s Bazaar España

by it fashion,

Yolanda-S.

Hoy se anunciaba que Yolanda Sacristán, despedida de Vogue el pasado enero, se hará cargó del puesto que dejó su sucesora, Eugenia de la Torriente, en la edición española de Harper’s Bazaar. Aunque desde Bazaar han entrevistado a varios perfiles y la rumorología había apuntado a otros nombres  -desde Maite Sebastià, ex directora de moda de Telva que pasó el año pasado brevemente por Vogue, a Baptiste Lauron, actual director de moda de InStyle o Lourdes Garzón, ex directora de Vanity Fair España – finalmente han preferido apostar por la directora jefe con más experiencia.

Este inesperado intercambio de puestos entre Torriente y Sacristán recrudece más que nunca la batalla entre dos de los grupos más emblemáticos: Condé Nast, propietarios de Vogue, y Hearst, propietarios de Harper’s Bazaar. Pero también responde a la entrada en escena de nuevas publicaciones que están fragmentando el reparto del pastel publicitario, así como a la crisis de las publicaciones tradicionales con dificultades para adaptarse a las nuevas velocidades y demandas de la era digital.

La buena salud con la que cuenta Smoda, revista semanal que pasó a ser mensual desde que Prisa y Condé Nast separaron sus caminos, es un buen ejemplo de ello. Por otra parte, desde un terreno más nicho, L’Officel y T Magazine del grupo Spain Media, y Vein Magazine de ABHFYA también han contribuido a ampliar el registro de propuestas en el quiosco. Los nombramientos de Eugenia de la Torriente como nueva directora jefe de Vogue, y Yolanda Sacristán como nueva directora de Harper’s Bazaar, han afectado otros cargos y han venido acompañados de fugas y fichajes en el resto de revistas del panorama editorial español.

 

hombros_1-975x650

Cuentan que el despido de Yolanda Sacristán cogió por sorpresa a toda la redacción, pero sobre todo, a ella que no lo esperaba. Tras el anuncio, Sacristán, después de 16 años de servicio se despedía en su cuenta de Instagram. A las pocas horas PRNoticias daba a conocer la persona que pasaría a ocupar su puesto: la reputada Eugenia de la Torriente, que tras más de una década en las páginas de estilo de El País y El País Semanal, había sido nombrada editora jefa de Harper’s Bazaar en 2014. La caída de Sacristán hacía presuponer la de su mano derecha, Belén Antolín, directora creativa y estilista. Y aunque no se ha anunciado su marcha de Vogue, Antolín ya no está en la publicación y se define como “Fashion Consultant” en su cuenta de Instagram.

Por otra parte, muchos daban por hecho desde enero la llegada de Juan Cebrián como segundo de a bordo de la publicación. Y aunque el editor y estilista ni afirmaba ni desmendía sentado en primera de los desfiles este febrero y marzo, ya firma la portada del número de mayo como nuevo director de moda de Vogue España. Junto a él se ha incorporado también Paloma Abad como nueva directora de belleza. Los dos, procedentes de Harper’s Bazaar, forman parte del núcleo duro de Torriente.

Con la llegada de Sacristán a Harper’s está por ver si Antolín – se hacían llamar las “Condenás” por sus contratos de exclusividad – regresará junto a ella al ruedo o si habrá más cambios de sillas. Sofía Paramio, la editora millennial de Vogue y que acumula casi veinte mil seguidores en Instagram, podría ser un buen fichaje con el objetivo de rejuvenecer los lectores de Bazaar. Por su parte podría tener sentido que desde Vogue, que está ampliando su plantilla de redactores web, decidiera recuperar a uno de sus alumnos más aventajados, el joven Mario Ximénez, editor jefe de la web de Harper’s Bazaar. Parece que esto no ha hecho más que empezar. Os seguiremos informando.

 

 

Temas que te pueden interesar: , , , ,