Yiqing Yin, la diseñadora que resucitará a Poiret

by itfashion,

32-yiqing-yin-couture-spring-2016

Yiqing Yin en su desfile para la temporada S/S 2016, en París. © Yiqing Yin.

Yiqing Yin es la diseñadora que resucitará a Poiret. Así lo ha decidido Anne Chapelle, la mujer de negocios belga que reside detrás del éxito de Ann Demeulemeester y Haider Ackermann, que se enfrenta ahora junto a la diseñadora a un nuevo desafío: resucitar a Paul Poiret, la que fue la más poderosa firma de alta costura en París y una de las más importantes casas de moda europeas del siglo veinte, que quedó trágicamente relegada al olvido hace ya casi un siglo. “Ann fue mi primer viaje. Haider fue el segundo viaje y Poiret es mi tercero”, afirmó a propósito de ello Chapelle al asumir el cargo de presidenta ejecutiva de la firma francesa, decidida a levantar el impresionante legado del extraordinario hombre que dirigió la casa parisina durante 26 años y que se vio repetidamente eclipsado por la luz de contemporáneos como Coco Chanel, Elsa Schiaparelli y Madeleine Vionnet.

La ingente herencia de Poiret cuenta con una gran cantidad de referencias e influencias históricas constantes a estilos más allá de Occidente: desde kimonos a caftanes y túnicas que se desplegaban con suavidad sobre el cuerpo. Y quizás por esa misma razón, Yin constituye una elección excelente para suceder al fallecido maestro de la costura francés. La diseñadora china, con sede en París, ya acarrea a sus espaldas más de un importante premio –como el Grand Prix de la Création de París, que obtuvo en 2009– y ha colaborado con marcas de tanto prestigio como Cartier, Guerlain, Hermès, Swarovski y Lancôme, además de haber tomado las riendas de la dirección artística de las colecciones ready-to-wear de Maison Léonard en enero de 2014, cuyo puesto abandonaría hace ya más de dos años para concentrarse en su propia firma.

Yin--8

Parte del desfile A/W 2015 de Yiqing Yin. © Yiqing Yin.

Los consumidores de hoy en día apenas recuerdan la marca, por lo que su nuevo lanzamiento constituye todo un reto. Más aún teniendo en cuenta que intentos previos parecidos de levantar casas históricas –como Charles Frederick Worth, el que fuera considerado como “el padre de la alta costura”, o Vionnet, que revolucionó el universo de la costura en la década de 1930– fracasaron por completo. A Chappelle, no obstante, no le asusta la contienda: “Es como leerle un libro a una nueva generación”, dijo apostando a que las redes sociales y el marketing digital le permitirán resucitar y trasmitir de la mejor manera posible la excepcional historia de la marca. “No somos magos, tan solo intentamos contar una bonita historia y hacerla relevante a día de hoy”.

A Yin, sin embargo, la magia sí se le da bastante bien y, desde una visión moderna e innovadora de la alta costura, es experta jugando con volúmenes y materiales, tratando cada una de sus piezas como si fueran verdaderas estructuras. Fue, de hecho, la primera diseñadora china en ser admitida a la elite parisina de creadores de alta costura, un privilegio que comparte con tan solo trece marcas más: Chanel, Christian Dior, Givenchy, Jean Paul Gaultier, Maison Margiela, Giambattista Valli, Franck Sorbier, Adeline Andre, Alexandre Vauthier, Alexis Mabille, Bouchara Jarrar, Maurizio Galante y Stephene Rolland. Y un honor que no es más que el reflejo de su talento.

ouvrir-venus-fw-2011-art-26

Diseño de Yiqing Yin. © Yiqing Yin.

Su objetivo ahora es volver a convertir el sello de Poiret en un proyecto con alma, algo que permita encontrar en sus raíces toda la fuerza y la belleza del pasado y de aquel enfoque con el que el maestro abordó la moda y rompió con todas las tradiciones de la época. El nuevo lanzamiento lo financia Chung Yoo-Kyung, la adinerada nieta del fundador del imperio sur-coreano Samsung, Lee Byung-Chul. Ella misma ha sido responsable –como presidenta de Shinsegae, los grandes almacenes de lujo de su familia– de llevar marcas de lujo tan imporantes como Givenchy, Dries Van Noten, Céline o Moncler a Corea del Sur; y promete no defraudar con este nuevo proyecto.

Es, con todo, la primera vez que Shinsegae se embarca en una aventura de semejantes características, aunque parece que ha escogido un buen equipo para llevarla a cabo. El nuevo Poiret, según Chapelle, será principalmente net-à-porter y ofrecerá también zapatos, bolsos y pequeños artículos de cuero junto al objetivo de lanzarse al mundo de las fragancias y la cosmética en el futuro, de la diestra mano de Yiqing Yin. Volverá a la carga de forma oficial con un desfile en la semana de la moda de París el próximo cuatro de marzo, y no podemos esperar con mayor emoción a ver sus frutos.