La belleza de los materiales programables

by itfashion,

Aunque todavía es pronto para hablar de muebles de Ikea que se monten solos con tan solo mojarlos en agua, lo cierto es que la investigación en torno a los materiales programables –aquellos materiales que son capaces de auto-ensamblarse en contacto con otros elementos– no cesa y  lo que ahora parece ciencia-ficción en pocos años será una realidad.

Y queremos demostrártelo con la belleza de este video realizado por la diseñadora israelí Dana Zelig, quien nos muestra 12 hojas de plástico capaces de, como si se trata de un ballet, contorsionarse por si solas creando delicadas formas que nos hacen soñar en las posibilidades que esta tecnología nos puede aportar.

Para los que tengáis ganas de profundizar en el tema, el experimento se ha realizado utilizando un lenguaje de programación llamado Processing  que ha permitido crear unos patrones impresos en láminas de Shrinky Dinks (proliestirenos pretensados retráctiles). El material se deforma por si solo utilizando como “bisagras” las líneas negras, destinadas a absorber el calor (y por consiguiente deformarse más rápido) respecto a las secciones impresas en blanco.

Si esto es el futuro, se presenta muy elegante.

Vía FastCo Design.