El último papel de Daniel Day-Lewis: un gran modisto en “Phantom Thread”

by itfashion,

Si bien el universo de la moda ha estado presente en el cine, desde Funny Face de 1957, con Audrey Hepburn y Fred Astaire, pasando por “Pret-à-Porter” de Robert Altman en 1994, “Zoolander” en 2001 y “El diablo viste de Prada” en 2006, casi son inexistentes los títulos que han escogido la figura del modisto como pieza central más allá de algunos biopic como la película Coco Before Chanel de 2009 protagonizada por Audrey Tautou, y las dos películas dedicadas a Yves Saint Laurent en 2014. Así que la llegada de “Phantom Thread” protagonizada por Daniel Day Lewis abre la puerta a considerar la moda una materia seria para construir un personaje de ficción interesante.

Dirigida por el más que solvente Paul Thomas Anderson, con el que el actor rodó “Pozos de Ambición”, se añade el aliciente de que esta película se convertirá en la última de Day Lewis, que anunció este verano su retirada del mundo de la interpretación. En el filme, el actor da vida a un prestigioso diseñador llamado Reynolds Woodcock, toda una estrella de la moda británica que viste a la realeza, alta sociedad y estrellas de cine. Su vida está absolutamente volcada en el mundo de la moda hasta la llegada de Alma, que se convertirá en su musa y amante al mismo tiempo que pondrá en jaque su estabilidad profesional.

phantom_thread_01

Aunque no ha sido confirmado, muchos han señalado al emblemático Charles James, “el primer gran modisto americano” como la fuente de inspiración para la construcción del personaje. Este modisto al que el Met le dedicó una de sus grandes exposiciones “Charles James. Beyond Fashion”, fue coetáneo y colega de Dior, Balenciaga y Schiaparelli. De hecho Dior, atribuye sus famosos diseños New Look a una idea de James.

Autodidacta y con una producción más bien escueta, unos 1000 trajes a lo largo de los cuarenta años que duró su carrera, desarrolló una metodología propia basada en conceptos matemáticos, arquitectónicos y esculturales en relación al cuerpo humano que dieron como resultado piezas absolutamente revolucionarias. Muchos de sus avances incluyen el corte en espiral y el vestido taxi, que creado en 1929 era tan fácil de poner que se podía enfundar una en él en la parte trasera de un taxi.

phantom_thread_02

Fue el periodista Kyle Buchanan de Vulture el primero en apuntar a Charles James como principal inspiración, en parte por su complicado carácter y su atormentada vida sentimental. Pero en la revista Dazed se aventuran a deletrear otros posibles nombres para la creación de la trama, como el modisto Norman Hartnell, uno de los modistos británicos más importantes de la época, o bien al diseñador Hardy Amies.

Temas que te pueden interesar: , , ,