Victoria Beckham celebra el décimo aniversario de su firma

by Marta Torras,

Hace 10 años la ex Spice Girl Victoria Beckham era una estrella del pop, millonaria y mujer del futbolista David Beckham con un armario que se valoraba a peso. Hoy, la firma Victoria Beckham es uno de los pilares de la Semana de la Moda de Nueva York, y ha anunciado que se unirá a la London Fashion Week por primera vez el próximo septiembre, como parte de la celebración para el décimo aniversario de su firma.

Victoria Beckham_10 aniversarioVictoria Beckham en la Fashion Week de Nueva York, durante la presentación de su colección S/S 2018.

Desde el lanzamiento de su línea de ropa de mujer en 2008, Beckham ha creado un punto de vista seguro, estable y elegante para mujeres que se encuentran entre lo femenino y lo minimalista. En 2014 abrió su tienda principal en la calle Dover de Londres. El volumen de ventas de la marca ha estado aumentando constantemente desde entonces –duplicándose entre 2012 y 2013–, y se prevé que este sólido rendimiento continúe.

Recientemente nos sorprendió con la presentación de su colección S/S 2018, acompañada por colores suaves como el azul mineral, el rosa y el lavanda, así como el rojo vivo, trabajada en siluetas que derivaban un poder afectuoso. Y la diseñadora británica ha seguido impresionando a los críticos con su estética en expansión, convirtiendo su empresa en una marca de moda mundial que ahora incluye bolsos, gafas de sol y zapatos.

A diferencia de otros productos diseñados por celebridades, la “Posh Spice” supervisa todos los aspectos de la producción y el diseño de su marca y ha logrado convertir su perfil personal en una marca de moda de alta calidad. “Quiero ser más y más grande“, le dijo a la T magazine, “quiero absolutamente un imperio“. Y es posible que lo consiga porque, además, Beckham ha sabido emplear su destreza en las redes sociales para atraer a 13 millones de seguidores en Twitter y 18 millones en Instagram. Aunque, claro está, también ha sido reconocida por su espíritu empresarial que ha demostrado durante estos 10 años.

La británica fue la ganadora del premio Firma del Año en los British Fashion Awards 2011, por encima de otros grandes nombres nominados como Tom Ford, Stella McCartney o Burberry; y en 2017 fue galardonada con una Orden del Imperio Británico por sus servicios a la industria de la moda. El pasado septiembre presentó su última colección en un show en vivo en Nueva York, y la marca anunció ayer, precisamente, su decisión de abandonar el calendario de dicha semana de la moda para inaugurar una nueva estrategia. La presentación de la colección A/W 2018 significará el retorno a los inicios de la marca con presentaciones íntimas, en la Mansión James Burden del Upper East Side de Manhattan (una decisión que sigue muy de cerca, por cierto, aquella tomada recientemente por Vivienne Westwood).

A partir de la próxima primavera, la marca ready-to-wear se trasladará a nuevas instalaciones en el oeste de Londres y celebrará su décimo aniversario presentando su colección en la London Fashion Week. Un cambio de rumbo que marca un punto de inflexión en la historia de la marca, acostumbrada desde hace muchos años a presentar sus colecciones los domingos por la mañana, durante la Semana de la Moda de Nueva York. Veremos a dónde le llevará pero, lo que es seguro, es que a Victoria Beckham le esperan muchas décadas doradas más.