Vetements no se está muriendo, lo dice Demna Gvasalia

by itfashion,

Vetements

El pasado 29 de marzo, Highsnobiety publicaba un artículo en el que un seguido de minoristas e insiders anónimos de la industria cuestionaban la rentabilidad de la firma de Demna Gvasalia. Titulado 2 años después de que rompieran Internet, parece que nadie está comprando Vetements, hablaba de una caída en las ventas, de colecciones muy rebajadas que no se estaban vendiendo y de un club de fans, en definitiva, que se había desilusionado con los altos precios de la marca. Es decir, que habían dejado de estar dispuestos a pagar 100 libras por un par de calcetines o más de 750 por una sudadera con capucha. Con todo, el CEO de la marca, Guram Gvasalia, respondía pocas horas más tarde a las acusaciones con una declaración a WWD que tachaba las informaciones de fake news (o noticias falsas), y decía: “Para la decepción de todos los haters, nos gustaría declarar que Vetements se encuentra en el estado creativo y financiero más sólido en el que haya estado nunca. Definitivamente no vamos a cerrar y las especulaciones sobre nuestras cifras de ventas no son solo falsas y difamatorias en su naturaleza, sino simplemente ridículas”.

1231322
Parte del último desfile de la colección A/W 2018 de Vetements, a través del objetivo de Lucie Rox. © Dazed.

Demna Gvasalia respondió también al artículo a través de una publicación en la cuenta de Instagram de la marca, calificando al artículo de “aspirante a periodismo basado en mentiras y rumores” y subrayando, al igual que su hermano, que el equipo de la marca con base en Zurich es “más fuerte que nunca”. Compradores como Jeffrey Kalinsky, propietario del minorista Jeffrey New York, contradijeron también las informaciones de Highsnobiety afirmando a WWD que estaban vendiendo de 350.000 a 450.000 dólares anuales en productos de Vetements y que se sentían “muy contentos con la forma en que se ha estado vendiendo”. Aunque Highsnobiety también reaccionó a las declaraciones y afirmó que “mientras Vetements está lejos de estar muerto, para muchos en la industria, especialmente el mercado selectivo al que atendemos, se ha terminado”. Parece que solo el tiempo dirá, ahora, de quién es la razón.