#UNDRESSbyDesigual: ¿tradición o branding?

by itfashion,

Desigual_2

Las jornadas UNDRESS by Desigual. © Desigual.

Oficios de moda y artesanía. Talento joven. ¿Cómo es la artesanía del siglo XXI? ¿A qué retos se enfrentan las marcas españolas? La segunda jornada de UNDRESS by Desigual reunió ponentes de tanta categoría como el diseñador Alejandro Palomo o Pepa Bueno para intentar responder a estas y más preguntas.

La moda palpita en la calle, según palabras de Paloma Díaz de Soloanga, y la calle se encarga de darle valor. Es nuestra forma de mostrarle al mundo quiénes somos, y parece que el público pide ahora un retorno a los orígenes, a las raíces: queremos el olor a chimenea, el sabor de la mermelada casera… Pero con todas las facilidades del siglo XXI. ¿Es posible compaginar la innovación tecnológica con la artesanía? Díaz de Soloanga, especialista en intangibles y branding de moda,  lo tiene claro: “Se trata de una recuperación de la tradición de la mano de la tecnología. Queremos el mundo del artesano, pero desde un punto de vista estético”.

Alejandro Palomo: Hay que volver a buscar todo aquello que ofrecen la moda española y la tradición.

PALOMO Spain

Alejandro Palomo, Director Creativo de Palomo Spain. © Desigual.

¿Y cómo crear la identidad de una marca para que pueda triunfar dentro y fuera de España? ¿Qué necesita tener una marca en 2018 para que la gente se sienta identificada con ella? “Hay que contar una historia y saberla trasmitir”, afirma Pepa Bueno, Directora ejecutiva de la Asociación de Creadores de Moda de España. A lo que Alejandro Palomo, que no necesita presentación, añade: “Hacer moda desde España, para tener algo que nos diferencie de lo que hacen el resto de países. Hay que volver a buscar todo aquello que ofrecen la moda española y la tradición”.

Para Paloma Díaz es importante perder el miedo a salir al extranjero, dejarnos de tomar la moda tan enserio y aprender, de una vez por todas, la lección empresarial. Daniel Pérez lo secunda: “Lo que pide la gente es que te mojes, que te posiciones. Las marcas que han triunfado más a nivel internacional son las que han sabido hacer algo diferente y tienen ingenio”.  Y es que la marca es mucho más que un diseñador, mucho más que un creativo. Una marca es también una empresa y es imprescindible saberla gestionar, mirando siempre a la artesanía desde un prisma contemporáneo.

Pepa Bueno: No tiene sentido que haya miles de diseñadores y nadie sepa hacer un buen bordado.

Pepa Bueno

Pepa Bueno, Directora ejecutiva de la Asociación de Creadores de Moda de España. © Desigual.

Saber venderse es un desafío, y esto es el branding: definir una identidad y aprender a diversificarse. “La única forma de aportar valor añadido es con el alma”, subraya el Director de Comunicación de Desigual, “mirar la tradición y la artesanía desde ópticas diferentes en lugar de encerrarlas en los museos”.  Por eso es esencial devolver la importancia que les corresponde a los oficios que se esconden detrás del nombre del diseñador, añade Palomo: “Yo animo a que vuelva un gusto por la costura, que todo esto no se pierda”. Pepa Bueno lo secunda: “No tiene sentido que haya miles de diseñadores y nadie sepa hacer un buen bordado”.

Lo importante, para Palomo, es tener al público entretenido y rodearte de un equipo que te entienda. El factor sorpresa es vital, es lo que hace que la moda persista. Y en ese proceso, comenta Pérez, se encuentra Desigual: debe transformarse para seguir sorprendiendo.  Las marcas juegan ahora un poco a eso, a ser memorables. No es lo mismo comprar ropa que comprar moda. Ya no hablamos de clientes y consumidores, si no de personas que buscan diferenciarse y formar parte de un propósito mayor a través de un guía, que es la marca y tiene que ser mucho más cercana y mucho más plural. La moda avanza hacia la diversidad, y hablamos con Paloma Díaz de Soloaga para que nos cuente un poco más:

Paloma Diaz Soloaga

Paloma Díaz de Soloanga, especialista en intangibles y branding de moda. © Desigual.

¿Por qué crees que la diversidad es tan importante en la moda?

Es importante porque la moda es algo fundamental en las personas del S. XXI, y somos tan distintos que me parece verdaderamente fundamental que las marcas se acerquen mucho más a cada individuo, a cada persona, que intenten llegar a las peculiaridades que nos hacen realmente únicos. Por encima de la diversidad de género, me parece fundamental que presten atención a la diversidad de cuerpos, de siluetas. Cada persona es diferente y tiene un cuerpo distinto, y hay personas que tienen algunas disfunciones que les hacen algo diferentes a la norma. Creo que las marcas tienen que hacer un esfuerzo extra, ahora que pueden de la mano de la tecnología, para facilitar la vida a esas personas y hacer que la moda también se convierta para ellas en una experiencia placentera, que les ayude a definirse mejor como personas.

¿Crees que esta va empezar a ser una nueva tendencia en las pasarelas, como ya hemos visto en el caso de Palomo Spain?

Sí, por supuesto. Cada vez va a haber gente más distinta en las pasarelas. Ya hemos integrado en nuestra cabeza que  la pasarela ya no es sólo para modelos delgadas con rostros perfectos; creo que hemos empezado a ver ya cuerpos distintos, que no siguen el canon estético de belleza aria e idealizada… Estamos viendo siluetas diferentes con cuerpos muy distintos.

Y eso es precisamente lo que UNDRESS by Desigual ha puesto hoy, de nuevo, en valor.