Ugly Models, la agencia de modelos que rompe el molde en las pasarelas

by Andrea Sánchez ,

©Uglymodels
© Uglymodels

Es oficial, la tiranía en las pasarelas se cae a pedazos. Y no lo decimos nosotros, sino algunos de los nuevos rostros que desfilarán este año en la London Fashion Week, los rostros de Ugly Models. El sector de la moda comienza a estar cansado de las piernas largas, las caras apáticas y los cuerpos supuestamente perfectos. Hoy, las pasarelas y las campañas publicitarias necesitan cuerpos, caras y actitudes diferentes, que representen a todo el mundo y, sobre todo, que sean realistas. Y aquí es donde entra en juego Ugly Models, la agencia de modelos dispuesta a romper el molde de la industria tal y como hasta ahora la conocíamos.

©Uglymodels
© Uglymodels

La agencia londinense comenzó su viaje en 1969, cuando publicaron un cartel con un único mensaje: se buscan rostros interesantes. Pero que no os engañe su nombre. El término “ugly” no implica un desprecio al aspecto físico de sus modelos, sino todo lo contrario. Son la antítesis del modelo tradicional, de lo común, del canon impuesto, pero no por ello son menos bellos. Su dueño, Marc French, declaró a la agencia AFP que su objetivo es “celebrar la diversidad y las imperfecciones”. Una forma de refrescar el sector de la moda con rostros atípicos y con carácter. Y nos hacía falta.

©Uglymodels
© Uglymodels

El físico, el tabú de la moda

Su lema, imperfection is beauty, madness is genious, abre la puerta al mundo de la naturalidad. “No queremos que la gente cambie su aspecto. Si alguien acude a nosotros con una determinada figura, jamás le diremos que debería ser más delgada”, afirma French. Y es que la presión por alcanzar el ideal de belleza impuesto por la sociedad ha convertido el físico y, en particular la delgadez, en un problema incómodo que ha perseguido a la industria durante años. En 2016, sin ir más allá, Victoria Beckham fue duramente criticada tras la presentación de su colección Espíritu libre en la Semana de la Moda de Nueva York. ¿El motivo? La extrema delgadez de sus modelos, que acabó eclipsando la temática del desfile (un homenaje a los 15 años del atentado de las torres gemelas) e indignó, una vez más, a la opinión pública, recibiendo comentarios como el de la columnista del Daily Mail, Sarah Vine, quien afirmó que parecían “demacradas y muertas de hambre”. Pero no es el único caso. En 2013 H&M fue el blanco de las críticas tras presentar en su última colección una foto de la modelo francesa Aymeline Valade enfundada en un traje de falda y chaqueta de lunares de la firma italiana Marni. El problema y las criticas vinieron a raíz del  físico de la modelo: su excesiva delgadez ofrecía un aspecto escuálido y enfermizo.

©Uglymodels
© Uglymodels

Estos y muchos otros casos han hecho dudar del estado de salud de las modelos de pasarela de forma continuada. Y es que lo que sucede en la pasarela no se queda solo en la pasarela, se extrapola al resto de la sociedad y crea modelos de conducta, en muchos casos, poco saludables. Las críticas han hecho siempre hincapié en la presión que esta imagen ejerce sobre las mujeres, convenciéndolas de que su aspiración pasa por encajar dentro de un molde que crea piezas iguales. Iguales y muy delgadas. Es por eso que agencias como Ugly Models son sumamente necesarias y ellos lo tienen claro: “Un buen ugly model es aquel que se siente a gusto en su propia piel”. Su trabajo consiste en explotar las peculiaridades de sus modelos, sin exigencias previas ni retoques posteriores. Solo podemos culparles de exigir a sus modelos un requisito: no tener un aspecto corriente ni aburrido o, al menos, no perseguirlo.