Tom Ford, el último diseñador en abandonar la piel (o casi)

by Raquel Bueno,

Ford-2

Parte del último desfile masculino de Tom Ford en Nueva York para la colección F/W 2018. © Todas las imágenes por cortesía de Vogue.

Ya es oficial: otra gran firma del paradigmático universo de la moda abandona la piel. Ahora le ha llegado el turno a Tom Ford, el diseñador americano que lideró en su día la dirección creativa de Gucci e Yves Saint Laurent –conocido también por su trabajo como director, guionista y productor de cine– y que acaba de anunciar el abandono del polémico material para su próxima colección F/W 2018 y todas las que están por venir. Se convierte, de esta forma, en el último diseñador en dejar de usar piel animal en su ropa (o casi), siguiendo los pasos de otras grandes marcas que lo anunciaron también de forma reciente como Gucci, Armani, Tommy Hilfiger, Calvin Klein o Ralph Lauren.

Ford-5

La razón detrás de la decisión, según palabras del propio Ford a WWD, reside en el cambio de dieta personal del diseñador, que se ha convertido recientemente al veganismo; y en un supuesto ataque de un enfadado activista de la organización para la defensa de los derechos animales PETA, que lo habría atacado con zumo de tomate durante un evento. A propósito de ello, el americano afirmó: “El tema de la piel, por supuesto, es algo natural. Hacerte vegano te lo hace cuestionar. He empezado a utilizar mucha más piel sintética”.

Ford-4

Ford, de hecho, ya ha ido implementando de forma gradual en el transcurso de los últimos diez años prácticas progresivamente más éticas en su proceso de producción. Y, como muestra de ello, recibió el pasado mes de septiembre el premio Green Carpet Fashion Award otorgado por la entidad italiana Camera Nazionale Della Moda (y por defender, precisamente, la etiqueta made in Italy). Es, sin embargo, muy consciente del impacto medioambiental que implica la conversión a este tipo de materiales alternativos, y por eso ha decidido evitarlo restringiendo el uso actual de pieles animales al de pieles animales de subproductos alimentarios (es decir, que es vegano con trampa). Aunque si una cosa está clara, y el tiempo lo ha demostrado, es que la piel, definitivamente, está pasada de moda. Y esperemos que se sumen a la causa, al igual que Tom Ford, muchos diseñadores más.