Todo lo que sabemos sobre la (posible) vuelta de American Apparel

by Laura Cadenas,

1

De momento hay un relanzamiento en marcha del sitio web y un firme propósito de “revitalizar” la etiqueta. Así lo ha expresado Gildan Activewear Inc., la marca canadiense de camisetas y ropa interior que adquirió American Apparel a principios de año por 88 millones de dólares. Impulsar las exportaciones y explorar las oportunidades de venta al por menor serán otras dos estrategias clave del renacer de la icónica firma estadounidense. “Esperamos que (American Apparel) sea una de las mejores adquisiciones de la compañía en términos de retorno de inversión, así que estamos muy emocionados”, declaraba un optimista Glenn Chamandy, presidente ejecutivo de Gildan.

Pérdida progresiva de ventas, un supuesto escándalo sexual del fundador Dov Charney que acabó en despido, criticadísimas campañas, cierre de puntos de venta y una firme declaración en banca rota a finales de 2015 daban evidencias de lo que fue una muerte anunciada. Tras entrar en concurso de acreedores, Gildan Activewear se hacía con el control de la marca que con su sello “Made in U.S.A” en su día conquistó al mundo. ¿Habrá reconquista?

2

Uno de los aspectos más controvertidos de esta nueva puesta en marcha ha sido la deslocalización. Para reducir costes y aumentar la competitividad, Gildan ha construido una cadena de producción global, aunque mantiene algunos fabricantes en Estados Unidos. ¿Gustará ese abandono (parcial) del  emblemático “Made in U.S.A” a los consumidores? Nos tememos la respuesta.Controversias aparte, lo que sí permanecerá será la apuesta por los básicos y la característica estética inspirada en la siempre cool ciudad de Los Ángeles.

“Vamos a seguir centrándonos en nuestra distribución y en el consumidor. Y vamos a expandirnos a nivel internacional”, declaraba  Chamandy a modo de propósitos para el próximo año. “Creemos que el proyecto llegará a ser muy grande a medida que avancemos”, concluía. Sobre L.A Apparel, la compañía (y competencia) fundada el año pasado por el dramáticamente despedido Dov Charney, Gildan no muestra preocupación alguna. “Buena suerte”, le deseó Chamandy.

Vía Bof