Tiempos de cambio en la MBFW Madrid: esto es lo que necesitas saber

by Anna Pardo Fernández,

Palomo Spain
El desfile de la colección S/S 2019 de Palomo Spain. © MBFW Madrid.

Los cambios han llegado a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid para rodear de polémica a la última celebración de la semana de la moda madrileña. El certamen, siempre recordado como Pasarela Cibeles, vive un significante momento de efervescencia en su edición número 68. La MBFW Madrid es el escenario más relevante de la moda española, pero aún queda lejos de las cifras de las pasarelas internacionales. Según informa el portal Forbes, en la edición de septiembre de 2017 el número de visitantes ascendió a 53.251 con una audiencia de información generada de 1.460 millones de personas y un retorno de la inversión de 25,8 millones de euros. La semana de la moda de Madrid tuvo un coste aproximado de tres millones de euros. Además, cabe subrayar que el sistema de financiación del certamen es mixto –siendo la única pasarela del mundo con este funcionamiento–, dado que el 65% del presupuesto lo aportan patrocinadores, el 30% IFEMA y el 5% restante es abonado por los diseñadores mediante una tarifa que les permite desfilar; una cifra que asciende a 4000 euros. El avance de la moda nacional necesita pasos cortos pero bien ejecutados. Por este motivo, la directora del programa desde finales de 2016 Charo Izquierdo y su equipo de expertos han presentado una serie de novedades que han recibido elogios y críticas por parte de profesionales del sector. Para lograr entender el estado actual de la pasarela, analizamos las modificaciones que la antigua Cibeles ha vivido en los últimos meses de la mano de expertos de la industria.

Charo Izquierdo: “Las redes sociales han abierto las puertas de la MBFW al mundo”.

Cambio de fechas para internacionalizar la MBFW

La MBFW Madrid ha presentado la campaña S/S 2019 del 6 al 12 de julio, en lugar del usual mes de septiembre. Con esta atrevida estrategia, que ya se ejecutó en la convocatoria de enero, la organización pretende progresar en la internacionalización de la pasarela. Este es uno de los objetivos primordiales de la muestra. Izquierdo afirma: “Las redes sociales han abierto las puertas de la MBFW al mundo”. Más allá de romper fronteras nacionales, la nueva agenda evita coincidir con otros eventos como la London Fashion Week con el fin de alcanzar un mayor número de compradores y una mayor atracción de la prensa extranjera. Según datos previos al certamen, se estima que la actual edición ha contado con la asistencia de alrededor de 40 compradores y representantes de medios como Vogue Germany y Elle Russia. Asimismo, el pabellón 14.1 de IFEMA sigue siendo el escenario central, aunque las localizaciones exteriores –englobadas en el programa off– extienden la moda por la capital. Con el objetivo de facilitar a los diseñadores las relaciones comerciales con los buyers, la pasarela ha estrenado el Cibelespacio con el sobrenombre de espacio de compradores. El calendario de esta edición ha reunido las presentaciones de 49 diseñadores nacionales entre los que destaca la presencia de Juan Vidal y Palomo Spain y la ausencia de Ion Fiz Alvarno. A propósito de ello, Elsa Martinez, directora de comunicación del diseñador vasco, aseguró al portal TrendenciasNo dejan crear libremente, ni tampoco elegir patrocinadores para subir a la pasarela”. Rafael Muñoz, editor de moda de RTVE.es, autor del blog La Vida al Bies y colaborador en el programa Esto Me Suena de RNE, considera necesario subrayar que “no todo lo que se oye por ahí es verdad”. Y añade: “Sobre la polémica de Ion Fiz solo puedo decir que los diseñadores sabían que había un comité y si deciden someterse a sus valoraciones tienen que acatarlas. Ion Fiz tiene el mismo nivel que otros diseñadores y firmas que sí estaban en el calendario, e incluso supera a unos cuantos”.

Juan Vidal
El carrusel final del desfile de la colección S/S 2019 de Juan Vidal. © MBFW Madrid.

Elsa Martinez, directora de comunicación de Ion Fiz: No dejan crear libremente, ni tampoco elegir patrocinadores para subir a la pasarela”.

La función del polémico comité de expertos

El comité de expertos de moda del certamen tiene como objetivo el asesoramiento a la dirección de la pasarela gracias a la figura de nueve expertos de la industria. Destacan, entre sus labores, la selección de los diseñadores participantes. Esta resolución depende de la calidad de las colecciones, de la organización empresarial, de la comunicación y del marketing de las firmas. Charo Izquierdo ejerce de secretaria del mismo, mientras que la líder es Cuca Solana. Encontramos en el órgano otras figuras como Rocío Ortiz de Bethencourt, directora de moda del IED MadridHelena López del Hierro, directora del Museo del Traje de la misma ciudad; y Jaime de los Santos, consejero de Cultura, Turismo y Deportes. Y aunque es un organismo que se ha mantenido al margen de la polémica, algunos de los nuevos movimientos no han sido bien recibidos por una porción de los profesionales del sector. ¿La razón? El consejo ha sido el responsable de evaluar las últimas colecciones de cada diseñador siguiendo un método de puntuación numérico. En consecuencia, los creadores que han quedado por debajo de la nota mínima exigida no han tenido la oportunidad de presentar sus colecciones en el recinto de IFEMA. No obstante, si pueden formar parte de la plataforma off. Ion Fiz, que desfila desde el 2003 en la pasarela, es uno de los diseñadores que no ha podido volver a exhibir su obra en el recinto oficial. Para Rafael Muñoz es necesario profesionalizar la pasarela. “Hay muy buen nivel pero este año ha habido tres o cuatro colecciones muy flojas. Creo que no se debe valorar solo por la última colección o por el impacto mediático. El comité debe tener gente experta en el sector de la moda, a nivel artístico y empresarial”.

Jessica Michault confía en las nuevas fechas: “Creo que es una idea muy inteligente. Los expertos no podemos dividirnos en dos (…) la tecnología es clave para conseguir el éxito”. 

Más digitalización y mayor visibilidad para los diseñadores emergentes

Con todo, el cambio de agenda también ha producido que profesionales de renombre internacional como Jessica Michault hayan podido acudir a la cita. La editora aboga por la nueva estrategia: “Creo que es una idea muy inteligente. Los expertos no podemos dividirnos en dos”. La pupila de Suzy Menkes aplaude también la apuesta por la digitalización de la pasarela: “La tecnología es clave para conseguir el éxito”, explica Michault. Asimismo, añade que el nuevo showroom –situado en la zona exterior de los desfiles de IFEMA– es un gran escenario para poner en contacto a compradores y creadores. Michault considera otro acierto que el certamen Samsung EGO Innovation Project haya inaugurado la pasarela. Defiende que, de este modo, “toda la emoción de la primera jornada se centra en la obra de jóvenes talentos”. Por último, la periodista americana alaba la belleza de los escenarios del programa off de la MBFW Madrid. Por otro lado, Giulia di Grazia, directora de comunicación de The 2nd Skin Co, opinaba en Trendencias sobre de las novedades: Sin duda alguna, hay que acostumbrarse y acostumbrar nuestros tiempos de trabajo. Sin embargo, consideramos que esta decisión supone un punto positivo respecto a las campañas de ventas internacionales. Además, esperamos que se traduzca en un incremento de visibilidad, ya que es uno de los principales objetivos de la organización“.

María Escoté
El carrusel final del desfile de la colección S/S 2019 de María Escoté. © MBFW Madrid.

Cosima Ramírez y Ana Locking han confirmado que los asientos de los desfiles realizados en IFEMA han lucido significativamente vacíos.

Aceleración de las propuestas y asientos vacíos

Cabe subrayar, no obstante, que las nuevas fechas han causado la aceleración de producción de las propuestas. Cosima Ramírez, hija de Agatha Ruíz de la Prada, ha manifestado que, seguramente, si hubieran tenido más tiempo el resultado de la colección habría sido más complejo y laborioso, dado que realizar una colección completa en apenas 4 meses es ir a contracorriente. Aunque no existen cifras oficiales sobre el número de asistentes de esta edición, tanto Ramírez como Ana Locking manifiestan que los asientos de los desfiles de IFEMA han lucido significativamente vacíos, al igual que escaso ha sido el tráfico en otras salas de la feria, como es el caso del showroom. La diseñadora toledana añade que, dado el actual enclave de la pasarela en pleno mes de julio, muchos profesionales del sector y jóvenes estudiantes ya han dejado atrás la ciudad. Ambas consideran que la localización en el IFEMA no es acertada, está demasiado alejado del centro de Madrid. Asimismo, agregan que el espacio seleccionado para el desarrollo de los desfiles tiene poco carisma, aunque defienden que los escenarios del programa off son más atractivos y próximos. Rafael Muñoz coincide: “A mí me gustan los desfiles fuera de IFEMA, la experiencia es distinta, más gratificante, pero me consta que hay diseñadores y diseñadoras que prefieren la comodidad de IFEMA, y muchos compañeros de prensa también”. Profundizar en las acciones de la nueva estrategia de la MBFW Madrid abre muchas incógnitas que por ahora se mantienen sin respuesta. El cambio es demasiado reciente para generar una conclusión válida al respecto; pero el tiempo, las cifras y la experiencia son tres de los factores que dictarán sentencia en un futuro acerca de estas polémicas modificaciones. Nos quedamos, una vez más, con las palabras de Muñoz: “Creo que ha sido una decisión difícil de tomar y que es pronto para valorarla. Es cierto que había menos prensa en IFEMA –es julio, el orgullo, las jornadas intensivas– pero en algunos desfiles que se han hecho fuera el lleno era total, como los de Schlesser o Palomo Spain. Se pueden hacer muchas lecturas”.

 

Actualizado el viernes 13 de julio de 2018 a las 11:58 horas.