¿Son los robots el futuro de la moda ética?

by Anna Pardo Fernández,

El desfile de la colección A/W 2018 de Phillipp Plein. ©Philipp Plein.

La tecnología se presenta como el futuro de nuestra sociedad en diversos sectores y la moda es uno de ellos. El aterrizaje de las innovaciones tecnológicas ha generado un cambio de tendencia en la industria, tanto a nivel de diseño como a nivel económico, que los más vanguardistas aplauden y otros observan con cierto temor. A simple vista parece que la pasarela se mantiene algo alejada de la revolución tecnológica, pero el robot Ohmni –diseñado por la empresa OhmniLabs de Silicon Valley– romperá todas las barreras al convertirse en el primer robot en desfilar en la London Fashion Week; aunque Philipp Plein ya dio el pistoletazo de salida a esta tendencia en su desfile A/W 2018.

Ohmni será el modelo encargado de lucir las últimas propuestas de Honee (la firma fundada en 2015 por Jared Go, Tingxi Tan y el emprendedor Thuc Vu) dentro del House of iKons, evento que tiene como objetivo dar a conocer nuevos diseñadores emergentes  que presentan innovadoras propuestas. Según ha dado a conocer la propia firma, el fin de tal suceso es “unir la moda, la cultura y la tecnología en un equilibrio armonioso (…) para que la gente vea a Ohmni y a los robots como parte de la vida cotidiana con un enfoque basado en el presente en lugar de en el futuro”. Así pues… ¿Son los robots el futuro de la moda?

Honee: El objetivo es unir la moda, la cultura y la tecnología en un equilibrio armonioso (…) para que la gente vea a Ohmni y a los robots como parte de la vida cotidiana con un enfoque basado en el presente en lugar de en el futuro.

Por desgracia, la moda es causa de muerte en algunos países subdesarrollados. La producción de fast fashion en países como India o China genera unas condiciones de trabajo donde la ética y la moral no tienen cabida. El famoso derrumbe de un edificio en Bangladesh –que albergaba cinco talleres de confección para empresas de países del primer mundo– acabó con la vida más de 1.000 personas en 2013; destapando los ahora conocidos como talleres de la miseria. Para acabar con estas prácticas tan destructivas, algunas compañías ven en los robots las manos perfectas para continuar con una producción masificada sin costes humanos nefastos. Y llegados a este punto, reformulamos la pregunta: ¿Son los robots el futuro de la moda ética?

Yuho Sewing Machine Co., LTD. ha diseñado una serie de robots que tienen la capacidad de coser con un resultado perfecto, los bautizados como sewrobots. Además, estas máquinas están automatizando tareas de costura extremadamente complejas y que requieren mucho tiempo. Por otro lado, Softwear Automation, una empresa con sede en Atlanta que desarrolla herramientas automatizadas para el sector textil, ha anunciado que sus sewbots se usarán el próximo año en una fábrica de Little Rock, Arkansas, con el objetivo de producir prendas para el gigante chino Tianyuan Garments Co. La automatización podría ayudar a llevar parte de la producción a lugares con mano de obra más costosa para acabar, de una vez por todas, con las condiciones de vida infrahumanas en las que se encuentran trabajadores de medio mundo.

gettyimages-612413754

Modelos vestidas como robots en el desfile de la colección A/W 2016 de Chanel. © Chanel.

Carys Roberts: ”Desde la fabricación hasta el diseño, pasando por el análisis comercial, todos los trabajos en la industria de la moda cambiarán. El gran desafío es cómo asegurarse de que todos en la industria puedan beneficiarse de estos cambios.

Ante el desafío que plantea la llegada de los robots tanto a la pasarela como a los procesos de producción, algunos especialistas ponen en duda que el poder y la creatividad de la mente humana puedan ser fácilmente sustituidosCarys Roberts, economista del Institute for Public Policy Research del Reino Unido, afirma a propósito de ello: ”Desde la fabricación hasta el diseño, pasando por el análisis comercial, todos los trabajos en la industria de la moda cambiarán ya que algunas tareas se automatizan mediante el uso de la robótica y la inteligencia artificial  (…) el gran desafío es cómo asegurarse de que todos en la industria puedan beneficiarse de estos cambios ”.

Pero, más allá de los retos que plantea esta opción de futuro, lo que queda claro es que, por el momento, los robots son diseñados por mentes humanas y este hecho asegura puestos de trabajo de calidad (aunque sea, por ahora, únicamente en naciones avanzadas como Japón o Estados Unidos). Durante los próximos años seremos testigos de si la tecnología logra acaparar el total de la industria de la moda. Y, para hilar más fino todavía, podremos ver si los robots se convertirán en los nuevos reyes de las pasarelas internacionales y de las fábricas textiles; tanto para la producción de fast fashion como de piezas de alta costura. Empezando por la actual semana de la moda de Londres.

Este sewbot de calzado digital puede producir una parte superior del zapato 11 veces más rápido. © Softwear Automation.