La rebeldía de la moda que ha marcado historia

by Miriam Mora,

A lo largo de la historia de la moda nos hemos topado con códigos de vestimenta que se debían acatar sin más remedio. Pero como toda norma está hecha para romperse, eso fue precisamente lo que hicieron generaciones anteriores a la nuestra. Gracias a esta rebeldía hoy podemos llevar minifaldas, pantalones y trajes. Toda esta transgresión plasmada en la indumentaria es lo que podremos ver hasta el 23 de abril en el Museo de las Artes Decorativas de París.

“Quand Le Vêtement Fait Scandale” es el título bajo el que se presentaran más de 400 prendas y accesorios que marcaron un antes y un después en el código de vestimenta de cada época. La exposición hará un recorrido desde el siglo XIV hasta nuestros días y para llevarlo a cabo, la curadora de la exhibición, Constance Guisset, la dividirá en tres grandes temas: Códigos de Vestimenta, ¿Chico o Chica? t Exceso Provocativo.

Código de Vestimenta

Los códigos de vestimenta han estado siempre presentes en nuestra sociedad desde tiempos remotos. Empezó primero con las religiones -sobre todo en las judeo-cristianas- y sus recatadas reglas de vestir, desde el día a día cotidiano hasta los eventos más importantes como los bautizos, comuniones, bodas e incluso el luto. Las estrictas reglas también se trasladaron a palacio e incluso actualmente encontramos un protocolo tanto en la monarquía como en los ciudadanos de a pie.

 

retratos código vestimenta
Marie Antoinette por Élisabeth Vigée; Jacob can Door, Christian, Príncipe de Brunswick, 1609

¿Chico o Chica?

No nos debe de extrañar que haya algunas marcas que empiecen a apostar por la tendencia genderless, porque incluso la mismísima Juana de Arco se reveló contra el código de su época. La estricta vestimenta, sobre todo de las mujeres, ha hecho que poco a poco empezaran incorporando en su armario piezas masculinas más cómodas para su día a día. Diseñadores como Elsa Schiaparelli, Chanel e Yves Saint Laurent con su famoso esmoquin para mujer se convirtieron en toda una revolución en el siglo XX. Por su parte, la moda masculina falla en el intento por incorporar piezas del vestuario femenino, como intentaron promover en la década de 1980 algunos diseñadores como Jean Paul Gaultier, Giorgio Armani, John Galliano o Yohji Yamamoto. Aunque parece que marcas como Palomo Spain están reinventando el código de vestimenta masculina en estos últimos años al incorporar faldas, tacones y volantes en su colección presentada en Nueva York el pasado otoño.

Marlene Dietrich
Marlene Dietrich en la película Morocco, 1930

Exceso provocativo

Los excesos que se han vivido a lo largo de la historia de la moda van precedidos por un “demasiado”: demasiado alto (tacones y estilismos del siglo XVIII), demasiado corto (las minifaldas de Mary Quant, André Courrèges, Pierre Cardin y Paco Rabanne), demasiado ancho (look “baggy” de los 90′s) y un largo etcétera. Pequeñas rebeldías que juntas, transforman la historia de la moda.

Mary Quant
Minivestido de Mary Quant 1966

La exposición termina con los desfiles más impactantes que hemos visto desde el 1980 hasta ahora, entre los que se encuentran los shows de Yohji Yamamoto, Rei Kawakubo y Highland Rape de Alexander McQueen (Otoño-Invierno 1995-1996).

Temas que te pueden interesar: , , ,