Paula Ayet: mimo por la naturaleza, moda y flores

by it fashion,

Pablo de Pastors

Hay pocas cosas más tristes para un diseñador que ver cómo su proyecto en el que tanto tiempo invirtió, no ve la luz. Lanzar una colección no es solo diseñarla, es producirla, promocionarla, presentarla y son muchos los talentos emergentes que se encuentran con dificultades en todo ese proceso. Pero hay quien, con paciencia y originalidad, lo consigue llevar adelante. Es el caso de Paula Ayet, casi recién graduada, que la semana pasada presentaba su colección en una deliciosa exposición colectiva. La anfitriona era la interiorista Giorgia Righetti, que prestaba su showroom de muebles, Les Eines, para que la delicada colección de Paula tuviera su escenario merecido. Hemos hablado con ella para que nos explique un poco mejor todo el universo que esconde “Insert Flower in a Vase”, su primera colección.

¿Puedes contarnos algo más sobre la exposición? ¿Por qué decides presentar de esta forma tu colección?

La colección Insert Flower in a Vase es mi proyecto final de carrera. Algunos proyectos no tienen el apoyo suficiente para ser considerados “buenos” proyectos y, el mío, era uno de ellos. Presentar la colección con una exposición colectiva era una manera de terminar de dotar de sentido completo a algo. Desglosar poco a poco los conceptos alrededor los que he trabajado. Ha consistido en generar un entorno que despierta un sentimiento de fraternidad con la naturaleza. Algo sutil y orgánico, un poco desordenado y puro.

¿Qué filosofía hay detrás de tu firma?

Las técnicas artesanales están por encima de procesos más técnicos, la tintura y los estampados de la mayoría de prendas están realizados a mano. Procesos menos agresivos con el medio ambiente, como el uso de pigmentos y mordientes naturales, predominan sobre otros más agresivos.

¿Podrías describir tu estilo en 3 palabras?

Fluido y orgánico, pero con carácter.

Pablo de Pastors
¿Cómo es tu proceso de creación?

Sobre todo me inspira el contraste de determinados colores asociados a una idea. A partir de ahí, genero un imaginario de referentes muy diversos que me ayuda a definir el mood de la colección y, en consecuencia, el tipo de prenda.

¿A quién se dirige tu firma?

Supongo que debería ir dirigida a una chica o mujer. Pero prefiero pensar que es una cuestión de actitud, que no diferencia entre edades y género. Pesa a que hay prendas muy femeninas, no entiendo que este hecho se trate una limitación. El que te guste algo es motivo suficiente como para poder defender cualquier prenda de mi colección.

¿Dónde se producen tus prendas?

Podría decir que la colección la he desarrollado en mi casa. Mi abuela es sastre y es la persona que ha confeccionado la mayoría de prendas, junto con mi madre o yo. De momento esta colección no tiene una motivación comercial, pero si la tuviese intentaría que la producción fuese lo más ética posible. Me gusta dar valor a las prendas, crear las justas como para hacerlas únicas y que tengan una vida larga.

¿Qué materiales utilizas?

Pablo de Pastors

La seda y el lino son las fibras principales, ya sea en plana o tricot. Para accesorios y complementos he querido utilizar materiales muy puros como minerales pulidos. Uso jade para los tirantes de un vestido, botones de nácar bordados en tul transparente para crear unos guantes, y oro combinado con piedra limón para realizar unos pendientes.

Tu mayor fuente de inspiración.

La naturaleza y determinadas tradiciones y culturas, como lo es la japonesa y el Ikebana, para esta colección.

Y tu diseñador favorito.

Phoebe Philo, Jonny Johansson, Miyake, Jil Sander… No podría decidirme por uno.

IMG_2214

¿A qué época te transportarías para vivir y crear?

A nivel estético, a los 90 en Nueva York. Y vivir los 70 en los Estados Unidos me hubiese parecido increíble.

¿Cómo definirías esta colección? ¿En qué te has inspirado?

Sobre todo, orgánica y sutil. Me he inspirado en el Ikebana, el arte floral japonés, y en los valores que se otorga a la belleza (imperfecta) en Asia y sobre todo en la cultura nipona. En las flores y su diversidad sexual, en la tierra y la naturaleza efímera. En el ciclo vital de las cosas.

De ella, ¿cuál es tu pieza preferida y por qué?

Hay un mono de satén de seda tintado en verde esmeralda que hace un degradado a rojo vino que me gusta mucho. Habla muy bien de la colección, ya que está tintado únicamente con los dos pigmentos principales, el verde y el rojo en degradado. Me recuerda a las fases y los colores en los que encuentras la hoja de un árbol en el transcurso de todas las estaciones. De fresca y verde a áspera y rota, rojiza y marrón. Además, a nivel de patronaje, la prenda tiene unos tirantes especialmente largos, que puedes enrollar y atar al cuello o dejar fluidos al viento. En el Ikebana, cualquier arreglo floral debe de sentirse “vivo”, y esta prenda es muy orgánica y está en constante crecimiento.

IMG_2220

¿Un secreto?

Muchos.

Lo mejor de tu trabajo…

Conocer a ciertas personas y lo que hacen.

¿Y lo peor?

La superficialidad de algunos instantes.

Una ciudad que inspire.

Tokio.

¿Qué te hace reír?

Casi cualquier cosa…

IMG_2230

Recuerdo favorito.

 Menorca.

Tu último descubrimiento.

Un restaurante coreano que se llama Koryo.

Pablo de Pastors

Antídoto para el estrés.

El yoga.

¿Cómo y dónde te imaginas dentro de diez años?

¡Tanta antelación me da un poco de miedo!