Por fin podrás desayunar dentro de Tiffany’s

by Marta Torras,

En los años 60, en medio de los enormes edificios de la ciudad de Nueva York, un taxi amarillo se detiene en frente de la joyería más prestigiosa de la ciudad. La increíble Audrey Hepburn baja deslumbrante, con la espalda elegantemente descubierta, luciendo el vestido negro más icónico de todos los tiempos. ¿Su máximo placer? Desayunar mientras observa aquellas maravillosas joyas, soñando con algún día poder lucirlas. ¿Y quién no lo ha hecho alguna vez?

Breakfast-At-Tiffany’s-Is-A-Real-Cafe-Now-haute-living-tita-carra

Todavía a día de hoy, muchos de los que visitan Nueva York no se olvidan de emular a Hepburn interpretando a la dulce Holly Golightly en la famosa Desayuno con Diamantes (1961). Pero si hasta la fecha los croissants se comían fuera, ahora será posible desayunar dentro del irónico Tiffany & CoLa famosa firma de joyería ha instado en el cuarto piso de su emblemática tienda de la Quinta Avenida la cafetería Blue Box Café. Un espacio amplio y luminoso, vestido de turquesa, que ofrece el clásico desayuno “Breakfast at Tiffany’s” desde $29. La oferta incluye café o té, seguido de un croissant y fruta de temporada y se completa con gofres, salmón ahumado y panecillos, huevos de trufa o tostadas de aguacate.

“Los días rojos son terribles y en esos momentos lo único que me viene bien es ir a Tiffany’s, porque nada malo me puede ocurrir allí.”

Equipado con mesas y sillas para recibir a los admiradores de la película, y sin perder la identidad de la joyería, el espacio está empapado con el característico azul Tiffany Blue, desde las maravillosas paredes de mármol hasta los platos de la cafetería. Reed Krakoff, el director artístico de Tiffany & Co., responsable del rediseño del café y la sección contigua de hogar y accesorios, explica: “Tanto la cafetería como la línea Home & Accessories reflejan una experiencia de lujo moderna”, dijo Krakoff. “El espacio es experimental y experiencial: una ventana al nuevo Tiffany”.

tiffanys2

Para todas los admiradores de Hepburn la apertura del nuevo local a cargo de la legendaria joyería estadounidense otorga una gran oportunidad que ha permitido a sus fans, volver a vivir los primeros minutos de la mítica escena de la actriz, desayunando por fin dentro de Tiffany’s, 56 años después del lanzamiento de la película. Y si te has quedado con ganas de más, acabamos el artículo con este bonito documental sobre la firma narrado por nuestra querida Grace Coddington: