No nos robéis el pop

by Gemma Cuadrado Soler,

God Help the Girl
God Help the Girl

Stuart Murdoch, escocés alérgico al alcohol y además líder de la mítica banda Belle and Sebastian, se ha atrevido con el cine y ha dirigido su primera película: God Save the Girl. Murdoch quería contar una historia sobre amigos unidos por la música: incomprendidos, entusiastas, inocentes y con el corazón roto. Una película sobre su vida y sobre la de muchos. Una película pop.  Multicolor, vestidos sesenteros, camisetas a rayas, cuellos redondos, uniformes, sombreros y tartán. Los protagonistas de God save the girl cambian de ropa en cada escena aunque su protagonista viaja con una mochila diminuta de la que difícilmente puedan salir tantas prendas. Pero eso da igual porque todo es posible cuando hablamos de pop. Un millón de posibilidades se abren ante nosotros hasta el extremo de que, al pop, podemos cambiarle hasta el nombre. A partir de ahora, donde digo pop, digo twee.

Marc Spitz, escritor y periodista musical, ha publicado Twee: the gentle revolution in music, books, television, fashion and film donde habla de la que según él está siendo “la mayor revolución juvenil desde el punk”. Para Spitz los twees son el resultado de una especie de fetichización de los raritos. Sensibilidad cultural y candidez infantil transformados en tendencia. Vamos, lo que toda la vida hemos entendido como un adolescente apasionado del pop a quien solo le interesa montar un grupo, comprar discos y enamorarse. La búsqueda del individualismo unido al deseo de encontrar a tus semejantes. Una constante que hasta ahora creíamos que pertenecía exclusivamente a los adolescentes pero que parece que se ha extendido también a los que lo­­ fueron algunos años atrás. Ingenuidad pop en estado puro pero con un nombre nuevo.

Belle and Sebastian
Belle and Sebastian

Wes Anderson, Zooey Deschanel, Miranda July, un montón de gatitos con los ojos vidriosos –y Belle and Sebastian– son algunos de los referentes del universo twee, aunque Spitz habla también de Kerouac o Godard si escarbamos un poco más atrás. Una subcultura que según el periodista lleva gestándose desde hace más de cincuenta años. En otras palabras: la versión edulcorada de lo que entendemos como pop. O una moda más disfrazada de revolución cultural. Veremos dentro de unas décadas cuando miremos esto con perspectiva, o cuando nadie lo haga. Con el tiempo estaría bien volver a comer magdalenas, desayunar tarde y, si los twees nos lo permiten, volver a escuchar pop. Porque lo nuevo, si viejo, dos veces viejo.

“Mary Jo, sitting alone

Drinking tea, she just got home

She wants… I don’t know what you want”

moonrise kingdom
Moonrise Kingdom de Wes Anderson
Miranda July
Miranda July
Zoeey Deschanel en New Girl
Zooey Deschanel en New Girl

Temas que te pueden interesar: , , ,