Millennials cada vez más místicos

by Miriam Mora,

Dior
Colección del zodíaco “Tell Me Dior”.

Puede que los influencers ya no tengan el mismo impacto que antes en los millennials, pero el cosmos sí, y mucho. Un estudio de la Universidad de Virginia sostiene que los millennials están menos unidos a la religión que sus padres a su edad. Tan solo el 40% de los encuestados se ve realmente unido a prácticas religiosas. El profesor Matthew Hedstrom, que estudia sobre el acercamiento de los millennials americanos a las organizaciones religiosas y espirituales, opina que hay una relación estrecha entre la espiritualidad millennial y el consumidor capitalista: “el acercamiento millennial a la espiritualidad parece que hable sobre escoger y consumir diferentes tipos de ‘productos religiosos’ -meditación, rezar, yoga o creer en el cielo- en lugar de pertenecer a una institución organizada. Realmente creo que este rechazo a la afiliación religiosa esta directamente relacionada con la influencia del consumidor capitalista”.

La práctica de meditación y corrientes alternativas para llevar una vida sana ha influenciado en las jóvenes generaciones a huír de los datos científicos que sorprendían a sus padres y abuelos y, en cambio, optan por llevar una vida holística. Este efecto lo están sintiendo las marcas de belleza que ven como los componentes químicos de última generación ya no impresionan a los jóvenes a la hora de consumir un tipo de producto. En cambio, los millennials optan por productos naturales sin componentes químicos e incluso por productos místicos basados en prácticas del new-age como los cristales, las piedras medicinales y la astrología, según cuenta Lucie Greene, directora de J.Walter Thompson Innovation Group.

urban outfitters
Aceite Aquarian Soul Anxiety Magic de Urban Outfitters.

De esta manera, igual que el mundo místico ha llegado a la cosmética, la moda no iba a quedarse atrás. Viktor & Rolf presentaba a finales de 2016 su colección de perfumes “Magic” compuesta por seis frascos con nombres tan peculiares como “Secreto Brillante” o “Ilusión de Lavanda”.

Por su parte, Schiaparelli revive una de sus piezas más icónicas: la chaqueta del zodiaco. Formó parte de su colección otoño-invierno de 1938 y ahora reside en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York. “De todas las chaquetas famosas que Schiaparelli diseñó, la del zodíaco es probablemente la más icónica de todas” cuenta Bertrand Guyon, director creativo de Schiaparelli. La diseñadora de joyas Sabine Getty, vinculada estrechamente con la firma, es la encargada de llevar la nueva edición de la mítica chaqueta bordada por el legendario Lesage.

Schiaparelli
Sabine Getty vistiendo la reedición de la chaqueta Zodiac de Schiaparelli.

Valentino también se apuntó a la tendencia mística, primero con su colección de joyas astrológicas y luego con la colección cósmica Pre-Fall 2015 inspirada en la galaxia. Dior fue otra casa que decidió poner el cosmos en el cuello de la mujer. Christian Dior era muy supersticioso y le encantaban los horóscopos, quizás por eso la maison quiso lanzar la colección “Tell me Dior”, compuesta por doce colgantes inspirados en el zodiaco con detalles en perla y oro.

Valentino
Complementos de Valentino Pre-Fall 2015.
Valentino
Valentino Pre-Fall 2015

 

Temas que te pueden interesar: , , ,