Los blogueros de moda, un negocio millonario

by itfashion,

dsc7737
Kristina Bazan, Kayture.

Muchos los han menospreciado, pero a medida que pasan los meses (que ya empiezan a ser años) los blogueros de moda se imponen como un claro e imprescindible actor en el negocio de la comunicación de moda. Y es que, según leemos en WWD, actualmente un post patrocinado en un blog de moda top puede costar a la firma entre 5.000 y 25.000 dólares, casi cinco veces más que lo que costaba hace un año. 

dec12-pink-cover-1010x505
Rach Parcell, Pink Peonies.

Y si las firmas pagan, es que funciona. Por ejemplo, en la campaña  de Navidad de 2014 la bloguer Rach Parcell, de Pink Peonies, propició un millón de dólares en ventas a la tienda online nordstrom.com. O el caso de Neiman Marcus que tras organizar una serie de eventos en julio y agosto con nueve bloguer ha conseguido nada menos que 147.000 interacciones sociales, un 107% de aumento en los “me gusta” y un 465% e incremento de comentarios en Instagram.

christmas-red-holiday-party-dress
Rach Parcell, Pink Peonies.

Y para optimizar estas suculentas sinergias, tras los bloguers han surgido servicios especializados en su gestión, como los que ofrece Digital Brand Architects, agencia de comunicación digital que ha eliminando muchos de los servicios de relaciones públicas online que este tipo de agencias ofertan para centrarse en la gestión de estos bloguers, conocidos en el ámbito como “influencers”: “Todo el mundo nos dijo que estábamos locos; la gente decía que nadie pagaría por personas influyentes”, comenta jocosamente Raina Penchanskyde, co-fundadora de la agencia. DBA. Según algunas fuentes, con una lista de 130 influenciadores, la agencia espera unos ingresos de alrededor de 50 millones de dólares este año.

kristina
Kristina Bazan, Kayture.

Caso a parte es el de de Kristina Bazan que, con 2,2 millones de seguidores Instagram, ha firmado un acuerdo millonario con L’Oreal sobre el que la firma se niega a desvelar la cantidad pero que por lo elogios de Yann Joffredo, vicepresidente de la marca, parece ser astronómico: “Kristina realmente trabaja con nosotros, ella nos da información sobre nuestros productos, y como ella es una verdadera “l’orealista” muy conectada con su comunidad, nos da una visión muy útil”. “Esta es una relación profunda, muy singular [y] no es del tipo que tenemos con revistas – que también es muy fuerte, pero de una manera diferente”, concluye Joffredo.

dsc7959
Kristina Bazan, Kayture.

¿Hacia dónde va este negocio? Solo el tiempo lo dirá. Por el momento ya es muy significativo que formas como L’Òreal estén sustituyendo sus tradicionales relaciones con actrices como Julianne Moore o Naomi Watts para rendirse a los encantos del mundo digital y organismos como la Comisión Federal del Comercio acaben de aprobar una normativa en la que obligan a identificar muy claramente cuándo un contenido en la red está patrocinado por una marca. Tendrá que evolucionar, asentarse y reajustarse, pero que los bloguers son los nuevos creadores de tendencias ya no tiene que sorprender ni incomodar a nadie, porque es una realidad.

Vía WWD.

dsc7645 copia
Kristina Bazan, Kayture.

Temas que te pueden interesar: , , , , ,