La 080 dicta sentencia. Estas son las tendencias p/v 2017

by Isabel Serra,

VerdebotellaTMiras
Txell Miras

En la moda, como en el cine, hay quien elige el camino más comercial y quien se arriesga en las sendas de la individualidad. Y sin ejercer ningún juicio de valor, pues ninguno promete terreno llano ni rosas en la meta. Una vez recuperados de la resaca de la 080 Barcelona Fashion, vemos más claro el eclecticismo que ya intuíamos: los dulces diseños ponibles de Sita Murt comparten escenario con complicados outfits de Brain&Beast, ambos maravillosos. Entre la moda de autor, Txell Miras, Blame Label, Krizia Robustella; entre la moda con aires más comerciales, Yerse, RitaRow o LOA by Lidia Aguilera. Además, podemos ver firmas de primera línea como Custo Barcelona en el mismo cartel que noveles recién graduados como Samuel Alarcón. El mérito de esta edición es dar cabida a ambas caras de la moda y a los dos tipos de públicos que movilizan.

011_H3A5217-2

Si de tendencias hablamos, la 080 Barcelona Fashion tiene cosas que decirnos. Eclecticismo en las propuestas, un todo vale que volvió a dividirse en dos grupos, uno más arriesgado y otro más suave.

El mar, el poder del mar, un verso que hilvana la gran mayoría de colecciones. El mar fue el croupier que repartió las cartas, cartas que los diseñadores usaron a placer. El mar marcó la paleta de colores y definió patrones y siluetas. Una estricta paleta cromática dominada por el azul en todos sus tonos (del azul bebé de Rita Row al azul marino más negro de Josep Abril, pasando por el aguamarina de Blame Label) y el beige arena (protagonista de la colección de SSic and Paul e indiscutible para Miriam Ponsa) se dejaron acompañar de pocas opciones. Detalles en rojo –que, junto al blanco y el azul, forma la tríada marinera por excelencia–, tonos pastel en rosa y amarillo, complementos metalizados y algún experimento con el verde pino como el de Txell Miras.

EstampadomarineroRitaRow
Rita Row

Rara es la temporada en que no se hable del tándem blanco y negro, Barcelona no fue excepción. Ambos fueron la estructura que sostuvo la colección SWEAT de Pau Esteve y la de Eline van Ree. Todos los demás se valieron de este binomio inmortal para crear sus diseños.

Marineroyerse
Yerse

Hay vida más allá del color. La semana pasada pudimos comprobar cómo la línea oversize se impuso por encima de diseños ajustados. Y lo hizo por vías distintas: desde diseños estructurados como los de Miriam Ponsa y CarlotaOms a la volatilidad propuesta por SSic and Paul con un delicado juego de volúmenes y anchos.

AzuloscuroJAbril
Josep Abril

Junto al oversize, se institucionalizó la tendencia sporty, que lleva ya temporadas calando en pasarelas. Los abanderados de esta tendencia fueron la irreverente Krizia Robustella, con su apuesta por la ropa deportiva de lujo, Pau Esteve y sus sudaderas y bombers en tejido chándal (por no mencionar el sudor que empapaba su casting), Blame Label, en outfits completos y calzado deportivo, y TCN, que se decantó por un beauty protagonizado por las bóxer braids. Ya lo avanzaban los primeros titulares: la 080 se pone en forma en la INEFC. No podemos estar más de acuerdo.

AguamarinaBlameLabel
Blame Label

La apuesta por el confort fue constante: el zapato de tacón apareció sólo en los stiletto de Custo Barcelona y en la elegancia brillante de Justicia Ruano. Todos los demás optaron por calzado cómodo y plano: deportivas o tímidas plataformas de esparto, combinadas con calcetines largos que daban un toque colegial e inocente a los looks, como en Xavi Grados, que optó también por las cangrejeras.

Rita-Row_017
Rita Row

Estampados marineros y complementos de aire oceánico cierran el círculo de inspiración de la 080. Conchas, espinas de pez y perlas complementaron los looks de Yerse, dando un toque muy mediterráneo a la colección. En ropa de baño, una inspiración total en la vida de playa generó propuestas boho al más puro estilo Formentera.

ComplementosYerse
Yerse

El verano no se entiende sin el mar y así lo entendieron los diseñadores en Barcelona. Comodidad y frescura mediterránea, eso fue lo que ofreció la 080 Barcelona Fashion.