El Pretty Ugly o cómo rebelarse visualmente

by Alba Hidalgo,

Ponemos nombre a esta corriente visual que intenta rebelarse contra todo concepto anteriormente instaurado. El Pretty Ugly viene con fuerzas, señores. Esta corriente, también conocida como “lo bonito feo” hace hincapié en aquellas prendas, accesorios y objetos que dejan de ser atractivos al ojo humano. Allá por los años 80’s empezó a coger fuerza gracias a la influencia artística del grupo Memphis y del rey del kitsch Jeff Koons. Hoy, nos ponemos al día y recopilamos una serie de prendas y accesorios que plasman esta corriente tan silenciosa, a la cual pocos se atreven a poner nombre, pero que se ha ido colando en nuestro armario durante este último tiempo. En este ámbito, y como pilar de este estilo, contamos con David Delfín (1), quien se inspiró en las piezas de interiorismo del colectivo Memphis (2) para crear su colección AW14. Ya lo vimos en su Instagram por entonces, declarándose auténtico fan de éstos. Miuccia Prada con Miu Miu (3) no pasa de largo ante esta corriente. De estilo retro, como es habitual, nos trae este abrigo de crepe de lana con un print floral muy particular. Los animales están de moda y Charlotte Olympia (4) lo sabe. Desde que sus slippers en forma de gato fueron un éxito y todas las celebrities las llevaron, se reinventa con estos adorables pandas con toque kitsch. ¿Qué animal será el próximo en caer a sus pies? Siguiendo la línea ya habitual de Charlotte, la asturiana Inés Figaredo (5) nos seduce con sus clutchs: en forma de pie, de teléfono e incluso, de carpa de circo. Toda una eminencia en el diseño de accesorios. No podemos olvidarnos de A-Morir (6), la marca artesanal de lujo que viste miradas como la de Anna Dello Russo o Lana del Rey, quienes apuestan por gafas con una estética muy rococó. Si de algo estamos seguros, es de que esta corriente dará mucho que hablar y, si no, que se lo digan a Miranda Makaroff y a la línea que lleva realizando durante un tiempo con su madre Lydia Delgado: Miranda for Lydia (7).

Moda