El idilio de las pasarelas con Wes Anderson

by Paloma Martínez,

prada_candy_leau

Ya han pasado dos años desde que Wes Anderson dirigiera junto a Roman Coppola el anuncio del perfume Prada Candy, con la actriz Léa Seydoux como protagonista. Además de crear el corto Castello Cavalcanti y de inspirar la última campaña de bolsos de la firma con una serie llamada The Postman Dreams.

Esta temporada sigue el romance entre el cineasta y la casa italiana. Prada recupera para su próxima colección de otoño/invierno la estética de los 60 italianos. Con una paleta de colores pastel, mezclada con ocres de carácter retro y con siluetas que parecen sacadas del mundo simétrico de Anderson. Las modelos desfilaron envueltas en la particular aura naïf de sus películas, listas para un cameo en The Grand Budapest Hotel o para ser uno de los niños prodigio de la familia Tenenbaum.

Instagram_Prada

Pero no ha sido la única marca que a sucumbido a los encantos de Anderson. Los referentes estéticos de sus películas también han servido de inspiración para firmas como Gucci, Bally y la británica Emilia Wickstead.

Emilia_wickstead

Inspiración de la paleta de color de The grand Hotel Budapest (2014) en la colección de Emilia Wickstead para O/I’15.

Balli-

Guiños ‘sporty’ retro en la colección de Balli. Escena de ‘The Royal Tenebaums’ (2001).

Es una tendencia golosa, que se adapta al gusto por las décadas pasadas (tan popular últimamente en las pasarelas) y a la silueta ‘ladylike’.

¿Un favorito? El debut de Alessandro Michele, que rompiendo con el universo sexy heredado por Tom Ford, sumerge a Gucci en un mundo kitsch, más romántico y excéntrico. Lo hemos visto en sus colecciones para otoño/invierno y en la recién estrenada colección crucero: colores pastel, lazos, referencias boy scout y gafas ‘nerd’.

Gucci_resort- moonrise_kingdom-

Fotos de los desfiles: Style.com