El aroma de las 5 piezas icónicas de YSL

by Míriam Calderé,

ysl-vestiaire-de-parfums

Saber a qué huele la exótica sahariana, el sofisticado esmoquin o el Caftan ya es posible con la nueva colección Le Vestiaire de Parfum de Yves Saint Lauren Beauté. Se han creado un total de cinco fragancias que evocan las piezas más icónicas de YSL de los años 60 y 70: el caftán, el esmoquin, la sahariana, la gabardina o el chaquetón. Para poder dar una fragancia a cada pieza, se encargó el proyecto a cinco perfumistas que, a través de los tejidos, han evocado la esencia de cada prenda. Según Eva Erdmann, directora de marketing de la casa: “Los 5 perfumistas encargados del proyecto se encerraron con los tejidos durante meses (…) las piezas más vaporosas surgieron con acordes ligeros, el lino de la sahariana con flor de naranjo y la muselina del caftán con incienso”, en declaraciones a Smoda (nº207, noviembre).

Os desvelamos una a una las cinco fragancias del guardarropa de YSL y repasamos las piezas icónicas del diseñador.

El chaquetón

 

CABAN_YSL

La fragancia Caban se construye con un aroma sensual de pimienta rosa, rosa y haba tonka, la semilla de un árbol originario de las tierras bañadas por el Orinoco en la América tropical. El chaquetón es una pieza de abrigo cruzada y con doble abotonadura que usaban originalmente los marineros desde el siglo XVIII.  La versión de Yves Saint Lauren, conocido por la creación de un armario atemporal, tenía botones de oro y lo combinó con pantalones blancos en la colección Primavera- Verano de 1962. Esta prenda tuvo mucho éxito entre las parisinas como Catherine Deneuve.

La sahariana

 

sahariana_ysl

La ligereza del lino y el aire exótico de África han construido Saharienne con un aroma con frescura de neroli, hierbas silvestres y almizcle blanco. La sahariana es, originalmente,  una prenda militar utilizada por el ejército británico en la India a principios del siglo XIX.

En la colección Printemps-été de  1967, Yves Saint Laurent trasladó esta pieza del armario masculino al de mujer y, a lo largo de tres años, el modisto presentó la sahariana en sus colecciones. En 1968, incluso le inspiró una colección entera, “África”. Y un año más tarde, en la inauguración de su boutique, posó con Betty Catroux y Loulou de la Falaise con una sahariana puesta.

La gabardina

 

trench_ysl

Trench es un aroma de cítricos, cedro seco y el iris que evocan el cuero de la gabardina. Esta pieza impermeable fue diseñada por Thomas Burberry en 1914, fue muy utilizada en los ejércitos y Hollywood la popularizó. En la pantalla, fue la chaqueta favorita para representar a los detectives como Humphrey Bogart. En 1967, Yves Saint Lauren la subió a la pasarela y, si bien es cierto que Burberry creó la gabardina, es Yves Saint Laurent quien la  pone sobre los hombros de las mujeres.

El esmoquin

 

esmoquin_ysl

Al ser una prenda originariamente masculina, la fragancia Tuxedo se ha creado con un toque elegante y oscuro con acuerdos de pachulí y especias como la pimienta que reproducen  el satén de la prenda.

El esmoquin era un traje de chaqueta y pantalón restringido al armario masculino. Hasta que en 1930 Marlene Dietrich se convierte en la primera mujer en enfundarse en uno, en la película Morocco. Pero tendríamos que esperar a 1966 para que Yves Saint Laurent diseñara su primer esmoquin para Catherine Deneuve y lo popularizara al resto de mujeres. El esmoquin se convirtió en una de las piezas más emblemáticas de Yves Saint Lauren. En 2006, se le dedicó una exposición entera: “Smoking Forever” a esta icónica prenda.

El caftán

 

caftan_ysl

Caftan es una fragancia oriental que combina incienso, benjuí, gálbano y almizcle que inspira la muselina.

Yves Saint Laurent y su compañero de vida, Pierre Bergé, visitaron Marrakech en 1968 y se enamoraron de los colores, los tejidos y la sensualidad de la cultura marroquí. Se inspiró en este atuendo femenino marroquí para diseñar caftanes para su amiga Talitha Getty o Marisa Berenson y se convirtieron en una constante en sus colecciones, creando ese espíritu hippie chic de la última etapa de Yves.

Todas las fragancias nos trasladan a un momento estético o a una etapa en la trayectoria de Yves Saint Laurent.Las cinco prendas que han inspirado la colección Le Vestiaire de Parfum,se han convertido en piezas atemporales en el guardarropa femenino.

Los aromas son unisex y están disponibles en frascos de 125 ml con un diseño sobrio y elegantes, al más puro estilo del espíritu de Yves. El precio es de 240€ cada frasco y se podrán adquirir en El Corte Inglés de Av. Diagonal (Barcelona) y el de Paseo de la Castellana (Madrid).

Imágenes: L’officiel mode y Fondation Pierre Bergè

Temas que te pueden interesar: , , , , , ,