Objetivo 2025: sostenibilidad

by Isabel Serra,

organic-cotton

No hay mal que por bien no venga. Mientras Trump fallaba (otra vez) al mundo con su salida del Pacto de París que velaba por el cambio climático, la moda sigue en su empeño por desafiarle y comprometerse. Hoy la semana empezaba con una buena noticia – o con una promesa esperanzadora-: Asos, H&M, Levi Strauss & Co, M&S, Ikea y Nike se comprometen a usar un 100% de algodón sostenible para 2025. Esa era la conclusión de una cumbre internacional celebrada en Londres, donde las grandes empresas de la industria debatían sobre el futuro de la moda sostenible. En colaboración con Soil Association (la primera asociación en emitir un certificado ecológico) y Prince’s Foundation for Building Community, estos gigantes de la moda se comprometían con el Sustainable Cotton Communiqué y lo anunciaban así: “Soil Association da una cálida bienvenida al compromiso de estas empresas para adoptar un abastecimiento 100% sostenible de algodón para 2025”, en palabras de Peter Melchett.

En los últimos años, las grandes multinacionales han movido ficha en pro de reducir la huella ecológica de su actividad, llevándose las críticas de los más comprometidos que creen que maquillan su producción agresiva de green washing: véase Mango y su línea Commited o la homóloga de H&M. De hecho, la información apunta a que, si bien se produjeron más de 3 millones de toneladas de algodón sostenible, el uso que hicieron las multinacionales de éste no llegaría al 20%. Y más decepcionante es saber que estas empresas usan una media de 300.000 toneladas de algodón al año.

IMG_4194

Esta vez parece que el paso sí es definitivo y, sobre todo, significativo. Recordamos las palabras de la encargada de una granja de algodón orgánico en Texas, en el documental obligado The True Cost: “Muchas veces los consumidores toman conciencia de la leche orgánica, por ejemplo. Pero curiosamente, el algodón y lo que ponemos sobre nuestro cuerpo, aunque la piel sea el órgano más grande de nuestro cuerpo, ni siquiera parece ser importante. La gente no entiende la conexión con la ropa”. Potenciar el algodón orgánico debería ser prioritario y así lo creen desde Soil Association: “Hacer el cambio a algodón orgánico apoya un modo de agricultura que beneficia directamente tanto al medio ambiente local como al global. Se ha demostrado que la producción de algodón orgánico reduce las emisiones de gases de invernadero y consumo de agua, además de eliminar virtualmente el uso de pesticidas”, declaraban.

Por su parte, empresas estadounidenses como GAP o Tiffany’s, también mostraban su reprobación al presidente americano al firmar un pacto que implicaba luchar por una reducción del 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero para 2020.

¿Todavía dudas de por qué deberíamos potenciar y usar el algodón orgánico y sostenible? Desde Cottoned on lo resumen así:

organic_cotton_infographic

Temas que te pueden interesar: , , , ,