MUJI se apunta a la sostenibilidad

by Laura Cadenas,

1

En el proceso de producción textil generar tejido sobrante es habitual, ahora bien, ¿por qué desperdiciarlo si podemos reutilizarlo? Saber que con su reutilización podemos ahorrar recursos, evitar el excedente de material y crear prendas nuevas a menor coste económico y medioambiental parecen razones más que evidentes para convencernos de la necesidad de su aprovechamiento.

Cada vez más marcas se suman a la práctica que, conocida como “diseño circular”, se basa en utilizar residuos de tela y materiales para generar nuevos bienes. A través de este proceso, la compañía japonesa MUJI ha creado su nueva colección en colaboración con IDÉE. Una línea de ropa y productos de hogar diseñados por Akira Minagawa como parte del Proyecto Pool (iniciativa basada en la reutilización de los materiales aparentemente desechables durante el proceso productivo). Desde su fundación en 1980 MUJI siempre ha defendido el consumo responsable, la transparencia de los procesos productivos y el ahorro de recursos.

2

“El objetivo de la colección era hacer algo que puedas amar para siempre con materiales desperdiciados”, comentó Minagawa. Las prendas y objetos, elaborados íntegramente con materiales de deshecho de MUJI permiten, en palabras de la diseñadora japonesa: “dar una nueva vida a los productos desechables, al trabajo que las personas invirtieron en realizarlos y a los recursos utilizados en su producción”. Por el momento la colección solo podrá adquirirse en la tienda que la firma tiene en la Quinta Avenida de Nueva York, pero su mensaje ha logrado traspasar fronteras: en la ciudad del consumo voraz una pequeña colección sostenible se abre paso en su calle principal afirmando que la moda ética es posible y necesaria.