#MBFWRUSSIA: 5 días, 5 claves, 5 tendencias

by Isabel Serra,

1. Porque yo lo valgo

labels
Dima Neu, Alexandr Rogov, Nikolay Legenda, Bella Potemkina y Saint Tokyo

La auto-reivindicación fue una constante en los shows de la Mercedes-Benz Fashion Week Moscú. No fue solo uno ni dos. Fueron muchos los que decoraron sus looks con bandas o tiras donde se leía su nombre o el nombre de su marca. Dima Neu, Alexandr Rogov, Bella Potemkina, Nikolay Legenda o Saint Tokyo, que regaló un chocker a todos los invitados que se convertiría en complemento obligatorio el día siguiente… Nadie se escapó a la fiebre. Todos con la misma caligrafía, siguiendo el mismo patrón. Parecía que salieran de un workshop conjunto.

2. Metalízame

Portnoy Beso, Mach&Mach, Julia Dalakian y Yasya Minochkina
Portnoy Beso, Mach&Mach, Julia Dalakian y Yasya Minochkina

En Rusia se metaliza todo. Sin duda, la tendencia dominante en la fashion week rusa. Los diseñadores se rinden al glam ochentero y a los encantos del brillo usando telas de efecto metalizado en todas las prendas que puedas imaginar. Desde plumas achuchables firmados por Mach&Mach a americanas galácticas de hombreras escultóricas de la mujer diabólitca de Portnoy Beso.

3. El plástico se viste

Artem Shumov, Alexandr Rogov y Bella Potemkina.
Artem Shumov, Alexandr Rogov y Bella Potemkina.

A ya nadie le extraña que el plástico se cuele en las pasarelas más importantes. Raf Simons lo hizo de forma soberbia en su debut para Calvin Klein. En Rusia también han aprendido la lección y así lo han demostrado en la pasarela moscovita. En lo que a moda femenina se refiere, se juega con la transparencia del plástico en looks sexys. Artem Shumov le da profundidad conceptual en su colección de inspiración militar.

4. La vie en rose

I V K A y Mach&Mach
I V K A y Mach&Mach

No faltó el color absoluto de la temporada: el rosa. En Alexandr Rogov lo vimos en todos los tejidos y looks posibles (desde propuestas glam a trajes con brocados embellecidos con delicadas plumas pasando por la ecuación arriesgada de rosa y rojo). Pero nada de rosas palo ni pastel: el rosa o es chicle o no es. En la foto: un total pink look de Mach&Mach en clave neon y el detalle de las mangas en volante de I.V.K.A.

5. Todo está en los jóvenes

jovenes

El último día se reservaba a los aprendices, a los diseñadores en potencia. Lumier Garson había dejado el listón muy alto con su desfile-performance-backstage, pero los estudiantes de tres escuela (una rusa y dos italianas) no estaban dispuestos a desaprovechar la oportunidad de presentar sus colecciones por primera vez en pasarela. H.A.R.D 3.0. ZAVTRA CLUB son un grupo de estudiantes de (tomad aire) la escuela Art and Design School Laboratory of the National Research Center (Higher School of Economics) abrieron el telón con su propuesta conjunta en el que cada uno de ellos interpretaba cómo ve el futuro de la industria. ¡Nos encantó el print de polaroids de ellos mismos! Luego pasaron el turno a los italianos. Empezaba el Istituto Europeo di Design con dos diseñadores, Giorgia Laureti y Luciano Parisi. Este último presentaba camisetas con el símbolo comunista en clave humorística o faldas masculinas que guiñaban un ojo a Escocia. Y para terminar, el Istituto Marangoni y su Torre de Babel formada por: Vladislav Krivdin, Marina Micci, Temilayo Subair, Lilla Kirilla Molvan, Tugba Ak y Preaploy Sooksawee.