Malas noticias para la moda sostenible

by Laura Cadenas,

foto 1 ok
Campaña S/S de H&M

Según ha revelado Changing Markets Foundation por medio de una reciente investigación, importantes empresas del sector textil – entre las que se encuentran Zara y H&M–  producen viscosa en fabricas altamente contaminantes. Pese a ser muy perjudicial para el medio ambiente, esta fibra es una de las más utilizadas en la industria de la confección. Una triste noticia que empaña la creciente conciencia ambiental que estaban adquiriendo algunas de las marcas implicadas.

El informe emitido señala que fábricas de Indonesia, China e India están vertiendo aguas residuales tóxicas en las vías fluviales próximas, destruyendo la vida marina y causando un grave riesgo para los trabajadores y la población local. Entre las empresas relacionadas con estás fabricas se señalan las siguientes: H&M, Inditex, ASOS, Levi’s, Tesco, United Colors of Benetton, Marks & Spencer, Asda, Dockers, Haggar, Next, Debenhams, Matalan y Van Heusen. Según Changing Markets, H&M está comprando directamente de siete de las fábricas investigadas y Zara (Inditex) de cuatro de ellas.

“Este informe revela que algunas de las marcas más grandes del mundo están haciendo la vista gorda ante prácticas cuestionables dentro de sus cadenas de suministro. Con la contaminación del agua siendo cada vez más reconocida como un gran riesgo empresarial, el cambio a procesos de producción más sostenibles debería ser clave en las agendas de los minoristas”, ha declarado Natasha Hurley, gerente de campaña de Changing Markets.

Tal y como apunta la investigación, la contaminación derivada de la fabricación de viscosa podría ser la causa del aumento del cáncer en algunas zonas. Además del temor de los aldeanos por los posibles efectos nocivos para la salud de sus familias, estas fabricas también están destruyendo medios de subsistencia local como la pesca. La organización ha instado a minoristas y marcas a implementar políticas de producción responsable. Para ello sería decisivo que los fabricantes de viscosa optaran por un sistema de bucle cerrado, en el que los productos químicos empleados no escaparan al medio ambiente.

¿Qué otras alternativas tenemos? Cómo siempre repetimos, la priorización en el uso de materiales sostenibles es una solución ante fibras que, como la viscosa, son manufacturadas por el hombre y altamente destructivas. Aquí te dejamos una serie de tejidos respetuosos con el medioambiente que están revolucionando la industria.

Según prevé Changing Markets, el mercado de fibras discontinuas de viscosa crecerá de 12.021 millones de euros en 2016 a 14.998 millones de euros en 2021. Se trata de un mercado muy concentrado, con 11 empresas controlando el 75% de la producción mundial, lo que puede resultar favorable a la hora de introducir cambios. “Con un pequeño grupo de solo once empresas que controlan el 75% de la producción global de viscosa, existe una clara oportunidad para un cambio rápido y transformacional en todo el sector. El momento de actuar es ahora”, ha expresado Hurley.

Mientras que las empresas se deciden a actuar, los compradores sí podemos hacerlo; pues como dice Brenda Chávez en su libro: “Tu consumo puede cambiar el mundo”.  Estamos permanentemente  informados – ya se encargan las marcas de que lo estemos – de las tendencias de cada temporada, por el contrario, la información sobre los procesos productivos de las prendas es muy escasa o casi inexistente. De ahí la importancia de saber cómo ha sido fabricada nuestra ropa y asegurarnos que los tejidos de nuestro armario son respetuosos con el medio ambiente.

Vía FashionNetwork