Los hombres dominan los puestos directivos en la moda

by Teresa Avendaño,

louis_vuitton_pasarela_666370676_683x

Colección A/W 2018 de Louis Vuitton (París). © Kim Weston Arnold.

Inconscientemente, relacionamos la industria de la moda con las mujeres: hay más modelos femeninas, las campañas las suelen protagonizar ellas, gastan en ropa hasta tres veces más que lo hombres y son portada de importantes revistas especializadas en el sector. Pero, como siempre, existe una cara oculta de la que nadie habla: los puestos directivos están bajo el mandato de los hombres. La revista Glamour, junto al Consejo de Diseñadores de Moda de América, ha publicado el informe The Glass Runway, donde habla de la brecha salarial dentro de la industria. Y, en resumen, los hombres –una vez más– son los reyes de este mercado. El estudio, publicado hace unas semanas, encuestó a 535 profesionales de la industria en diferentes niveles de trabajo. Todos ellos hablaron sobres las ambiciones, las oportunidades y los problemas que encuentran dentro de este engranaje. Las mujeres entrevistadas, en general, dieron una misma visión de la situación. Por ejemplo, el 100% de todas ellas admitieron que la desigualdad dentro de esta industria es uno de los principales problemas. Por el contrario, menos del 50% de los hombres que participaron en el informe tienen este factor en cuenta.

El 100% de todas las mujeres encuestadas admitieron que la desigualdad dentro de esta industria es uno de los principales problemas. Por el contrario, menos del 50% de los hombres que participaron en el informe tienen este factor en cuenta.

Una de las grandes cuestiones que trata el documento es la maternidad. La mayoría de las mujeres entrevistadas opinaba que siempre es un obstáculo para ir creciendo profesionalmente. De hecho, éstas reconocían que para tener hijos preferían esperar a conseguir un puesto alto asegurado. Un ex gerente de recursos humanos que ha participado en el estudio declaraba que “una de las cosas que se tiene en consideración cuando evaluamos a varios candidatos para una oferta de trabajo es si se han casado recientemente”, para así, claro está, evitar bajas por maternidad. Quizás un horario flexible por parte de las empresas facilitaría compatibilizar el deseo de tener una familia con el trabajo. Además, The Glass Runway aclaraba que esta flexibilidad aumenta la productividad y genera óptimos resultados en las empresas. Otra de las declaraciones, por parte de un productor de desfiles de moda, fue admitir que “como hombre, me preocupa que las mujeres sean más sensibles y se ofendan cuando les hago comentarios”. Dejando de lado cómo reaccionan las mujeres ante una situación estresante o de presión, siempre son más penalizadas que los hombres por ello y siguen siendo valoradas como personas débiles y susceptibles.

Celia Valverde - Madrid Fashion Week
Carrusel de Celia Valderde en la pasarela EGO (2017). © Getty Images.

Conocemos grandes firmas encabezadas por mujeres: Dior, con Maria Grazia Chiuri; Versace, con Donatella; Prada y Miu Miu, con Miuccia Prada; Stella McCartney; o Givenchy, con Clare Waight Keller. Sin embargo, esto tan solo es una parte de lo que realmente hay detrás. De hecho, las mujeres tienen hasta tres veces más probabilidades que los hombres de abandonar la moda para poder acceder a roles de liderazgo en otras industrias. Es un asunto que prácticamente no se debate en los medios y, por ello, tenemos la sensación de que no existe. Pero nada más lejos de la realidad: este informe demuestra que no estamos avanzando tanto como nos creemos y que el feminismo depende de todos, no se combate llevando una camiseta con un mensaje de apoyo.