Los héroes anónimos de las grandes marcas de la moda

by Andrea Sánchez ,

Lo sabemos, no todos los héroes llevan capa. Cuando pensamos en moda, nos vienen a la mente los nombres de grandes marcas como Louis Vuitton, Gucci o Prada. Solemos reconocer una cara visible de cada una: el gran diseñador o diseñadora, quien lidera la marca, firma y presenta las nuevas colecciones en las pasarelas. Pero lo cierto es que no está solo. Detrás de cada gran diseñador hay todo un equipo de diseñadores anónimos que interpretan y reproducen la visión de la marca en todas y cada una de sus colecciones. Algunos han logrado hacerse un hueco en la industria liderando sus propias firmas, otros, han sabido crear y definir su sello bajo las órdenes de los más grandes. Hoy os traemos algunos de los nombres más influyentes que hay tras la alta costura.

©Glen Luchford
© Glen Luchford

Darren Spaziani y Louis Vuitton

Pocas personas conocen Louis Vuitton como él. Darren Spaziani es desde hace cinco años el director creativo de accesorios de la marca francesa. Delphine Arnault, videpresidenta ejecutiva de Vuitton lo describe como “uno de los diseñadores con más talento de su generación”. Después de graduarse con tan solo 21 años en el London College of Fashion, entró a formar parte del equipo de grandes marcas como Calvin Klein o Ralph Lauren. Su amor por la moda no iba tan encaminado hacia el diseño de ropa, sino más bien hacia la creación de accesorios. En 2004 entró a trabajar por primera vez en Louis Vuitton, siendo ayudante de Marc Jacobs en el diseño de piezas textiles y accesorios para hombre. Esto, sin embargo, solo duró dos años y, posteriormente, pasó a trabajar bajo las órdenes de grandes gurús de la moda como Balenciaga o Proenza Schouler. Pero, tras un largo viaje siempre queremos volver a casa, y Spazianin hizo lo propio volviendo en el año 2013 a Louis Vuitton: esta vez, como director creativo de accesorios, centrado en el diseño de artículos de piel para mujer.

Colección primavera verano 2018 ©Louis Vuitton
Colección primavera verano 2018 ©Louis Vuitton

La masculinidad de Martine Rose

Desde los inicios de su carrera, la inspiración para Martine Rose ha emanado siempre de la moda masculina. “Hice colecciones de mujer, pero eran mujeres vestidas con ropa de hombre, así que ha sido siempre ropa masculina en realidad”, afirmó para The Guardian. Sus diseños han perseguido siempre la innovación de los emblemas de la masculinidad –los uniformes, el futbol, la cultura–, intentando comprender la esencia y el estilo de los jóvenes. Así la describe el directot creativo de Topman Gordon Richardson: “Nunca le ha dado miedo cruzar los límites. Lo que Martin diseña será lo que todo el mundo llevará en un futuro no muy lejano”. Un año después de graduarse fundó su primera marca de ropa, LMNOP, con su compañera Tamara Rothstein, quien es su actual estilista. Sin embargo, no fue hasta que su carrera se cruzó con la del diseñador Balenciaga, para quien trabaja como consultora en moda masculina, que su nombre se consolidó en la industria. Lo cierto es que Rose ni si quiera sabía que Balenciaga tenía una colección para hombres, pero fue su trampolín hacia el panorama internacional.

©Martin Rose
©Martin Rose

La mujer detrás de Chanel

En 1987 Virgine Viard entró a formar parte del equipo de Chanel, cuatro años después de que lo hiciera su actual diseñador Karl Lagerfeld. Desde entonces, su relación tanto profesional como personal fue estrechándose cada vez más y, después de 30 años juntos, él la llama “su mano derecha femenina”. Incluso cuando Lagerfeld abandonó Chanel para diseñar en Chloé, ella le siguió y trabajó con él cinco años en la firma, antes de que ambos decidieran volver tras el sello de Chanel. Viard es la responsable de interpretar la visión y objetivos de Lagerfeld en cada una de sus colecciones. “No me gusta trabajar bajo presión, desarrollar nuevas colecciones ya es estresante en sí mismo. Karl está lleno de sentido del humor, es de trato fácil. Siempre intentamos hacer todo lo posible por hacerle feliz”, afirmó la directora creativa a la revista Crash. ¿Su inspiración? Los libros y la música, pero siempre con el espíritu de Coco Chanel muy presente.

©Silvia Conde
©Silvia Conde

Alessandro Michele y Gucci

Si hay algo de lo que Alessandro Michele tiene gran parte de culpa es de haber dado más prestigio a Gucci. Su viaje con la lujosa marca comenzó en 2002 cuando el propio Tom Ford –en aquel momento responsable de la firma– llamó a su puerta. Tras años trabajando para el gigante de la moda, su momento llegó en 2015, cuando Frida Giannini dejó su puesto como directora creativa y Michele cogió su relevo. Una de sus decisiones más polémicas como director creativo fue no rebajar los productos al final de cada temporada. ¿Por qué un abrigo debe valer menos cinco meses después de su presentación? Con esta apuesta arriesgada Michele ha tenido partidarios y detractores pero, sin duda, persigue una revalorización de Gucci como marca de lujo.