Las princesas de Teresa Helbig

by Isabel Serra,

Teresa Helbig
Teresa Helbig

Ayer viajamos a épocas pasadas. Sentimos el olor refinado de las flores que crecen en el jardín de una villa italiana y el calor de una taza de té inglés a las cinco de la tarde en una casa en los Costwolds. Referencias a un mundo que pugna por sobrevivir pero que no vive momentos de gloria: el mundo de la aristocracia. “Nos enamora ese mundo muy chic y extravagante”, contaba Teresa Helbig repasando las prendas de su colección, aún sin desfilar. Un universo encantador pero en decadencia, del que ha sacado la belleza y la ha plasmado en los tejidos -encaje de chantilly, seda, terciopelo, otomán- y en la decoración -bordados, plumas, perlas-. No puede negar que le gustan las cosas bien hechas, aunque eso no huir de la tradición.

Teresa Helbig hace prèt-a-couture: “son seis meses de trabajo intenso”. Nos enseña emocionada la que es quizás una de sus prendas favoritas: un vestido de terciopelo azul claro con un bordado que dibuja en perlas un esqueleto de ciervo (una joya, llevó más de dos semanas realizarlo). Muy “old money”, dicen. Igual que un smoking brillante de brocado de seda y escudos heráldicos o el frac de terciopelo verde. Precisamente”Old Money” fue el nombre elegido por la catalana Teresa Helbig, un concepto que imagina opuesta a los negocios de hoy.

Teresa Helbig
Teresa Helbig

Viste a princesas contemporáneas pop que esconden tras su dulzura una mujer fuerte y sofisticada, singular: “la mujer Helbig nunca pasa desapercibida, es contradictoria y tiene un punto muy canalla”. Que no nos engañen los colores empolvados y los lazos aterciopelados, la chica Helbig es guerrera y seductora. Se permitió la extravagancia de incluir la estética punky, como si la princesita inglesa se hubiera escapado de casa para bailar con Vivien Westwood en la noche setentera de Londres. Se vio en looks tartán de inspiración escocesa. “No soy capaz de decir cual es mi look favorito”, confesaba en backstage. Nosotros tampoco, eso te lo dejamos a ti. Así es la #HELBIGGANG.

Teresa Helbig
Teresa Helbig
Teresa Helbig
Teresa Helbig
null
Teresa Helbig
Teresa Helbig