La sostenibilidad también está en la impresión (y podría ahorrarnos un montón de CO2)

by Teresa Avendaño,

layers-pell-industria-enginyeria-elisava-interior-3
El proyecto Layers de Marta Vidal, elaborado con impresión 3D. © ELISAVA. 

Parece que la tecnología cada vez está más cerca de poder conseguir que la contaminación se reduzca y deje de ser una emergencia. O, por lo menos, de lograr que nuestro estilo de vida actual sea sólo una opción. Hacer que las emisiones de CO2 se reduzcan radicalmente es, sin duda, una tarea complicada; pero lo que hace años veíamos como una utopía, ahora es más bien una realidad. Epson  acaba de publicar el primer informe de sostenibilidad europeo The Green Choice donde asegura que, si las impresoras láser hubieran sido sustituidas por impresoras de inyección en tinta, habríamos ahorrado hasta 333.000 toneladas métricas de CO2 para 2020. Esta técnica genera menos residuos y menos consumo energético, permitiendo una producción más sostenible. De hecho, para tener una imagen más clara de lo que supone este avance, el ahorro de emisiones equivaldría a retirar algo más de 71.000 vehículos de la circulación. El objetivo de Epson es claro: “Todos nuestros esfuerzos están centrados en que las empresas de Europa elijan productos respetuosos con el medio ambiente para equipar sus instalaciones”, explicó Kazuyoshi Yamamoto, presidente de Epson Europe.

Si las impresoras láser hubieran sido sustituidas por impresoras de inyección en tinta habríamos ahorrado hasta 333.000 toneladas métricas de CO2 para 2020. El equivalente a retirar algo más de 71.000 vehículos de la circulación.

5britishfashion2
 Diseño de Richard Quinn producido gracias a impresoras de inyección en tinta. © Getty Images.

Un futuro sostenible no está tan lejos como creíamos aunque, por supuesto, todavía nos falta mucha voluntad para cambiar. De hecho, dentro de la industria textil la inyección en tinta es un tipo de producción que crece como la espuma: España –sin ir más lejos– ya es el segundo país de Europa en implantar esta práctica. Este tipo de impresión permite elaborar todo tipo de superficies y reducir stock. Hace tan solo unos días, sin ir más lejos, entrevistábamos a la ingeniera y diseñadora Marta Vidal, impulsora de Layers. Un proyecto centrado en esta tecnología para crear prendas que no tengan un impacto medio ambiental tan alto y se alejen del actual sistema de producción del fast fashion. Sin duda, Epson está sembrando ahora los pilares para el futuro de la moda sostenible, ofreciendo a las marcas la oportunidad de fusionar arte y tecnología. Un claro ejemplo de esta creatividad son los diseños de Richard Quinn, elaborados a partir de esta técnica. Creaciones e impresiones que no dependen de proveedores para su producción y que permiten promover el diseño local de manera ágil y rápida. ¿Será capaz el fast fashion de dejar sus malos hábitos atrás para lanzarse a esta nueva tendencia en auge? Nosotros tenemos claro que el cambio ha empezado ya.

Richard-Quinn4
© Imaxtree. 
Richard-Quinn6
© Getty Images.