La revolución es imparable: esta es la nueva app que reforzará el movimiento #MeToo

by Raquel Bueno,

El impresionante discurso de Oprah Winfrey durante la edición núm. 75 de los Annual Golden Globe Awards.

Delante de la injusticia y de los escándalos por los abusos sexuales sufridos durante años por mujeres y hombres de la industria del cine y de la moda, una brigada de mujeres (y algún que otro hombre, no los olvidemos) se levantaba alrededor de todo el mundo para romper este silencio y decir aquella palabra que tantas de nosotras hemos querido pronunciar alguna vez y, muchas veces por miedo a las represalias, no hemos podido: basta. ¿Sus únicas armas? El color negro y un emblema: #MeToo.

Con todo, los casos de agresiones sexuales siguen apareciendo por debajo de las piedras y parece que hace falta mucho más que un vestido negro para acabar con ellos. Y en tal paradigma, la organización The Humans of Fashion Foundation planea lanzar una aplicación que sea capaz de reconocer el movimiento y hacerlo pasar a la práctica: conectando a todos aquellos trabajadores de la industria de la moda con los recursos necesarios para luchar contra el abuso y el acoso en sus lugares de trabajo.

Las dos mujeres detrás de la fundación –la modelo Kristina Romanova y la músico y abogada Antoniette Costa– esperan poder utilizar esta edición de la semana de la moda de Nueva York como plataforma para hacer que el movimiento resista. A propósito de ello, Romanova afirmó: “(Los actores y músicos) tienen más oportunidades para expresar su voz. Y al mismo tiempo, en la industria de la moda, especialmente las modelos, nuestro trabajo no incluye hablar. Tan solo utilizamos nuestros cuerpos como imagen. Así que pienso que por eso es también duro llevar hasta el foco de atención a estas personas”.

me too-app
Las fundadoras Antoniette Costa y Kristina Romanova en la alfombra roja de la gala de Humans of Fashion Foundation. © Sylvain Gaboury/Patrick McMullan/Getty Images.

Por esa misma razón, esta nueva iniciativa –a diferencia del viral Time’s Up de la industria del cine– está especialmente pensada para todas aquellas personas con menos poder en la industria de la moda, incluyendo modelos, estilistas, maquilladores, artistas y fotógrafos, entre otros. El objetivo es conectar a todas aquellas personas que hayan sufrido abusos o malos tratos con abogados, doctores, asesores y otro tipo de redes de apoyo; desde su página web y la aplicación que están a punto de lanzar.

Ambas fundadoras sufrieron sus propias batallas contra el acoso en sus respectivos lugares de trabajo, y han pasado años escuchando historias similares de sus amigos e intercambiando consejos. “Las agencias solo trabajan con clientes de confianza, pero no puedes controlar el factor humano”, subrayó Romanova, “nunca sabes quién va estar trabajando contigo o lo que esas personas van a hacer o se les pasa por la cabeza. Yo iba (a trabajar) sola y nunca sabes lo que va a pasar, y los agentes no pueden controlar estas cosas porque están en las oficinas. Pero desearía que hubiera alguien a quién pudiera pedirle consejo en ese momento”.

Eso, justamente, es lo que permitirá la nueva aplicación: dar y recibir consejos en momentos que podrían ser críticos para la seguridad de los trabajadores y trabajadoras de la industria, cuyas voces tienen menos poder para ser oídas. El lanzamiento de la fundación tuvo lugar en Manhattan, Nueva York, el martes pasado (y dos días antes del pistoletazo de salida de la semana de la moda neoyorquina). El siguiente paso será el lanzamiento de la aplicación, a la cual se podrá acceder desde todo tipo de dispositivos móviles. Si será capaz de hacer que los abusos no se cometan en primer lugar solo el tiempo lo dirá pero, desde aquí, esperamos que al menos haga que los monstruos que los han perpetuado durante décadas se lo piensen un par de veces antes de volver a hacerlo. Porque el movimiento, definitivamente, se ha organizado, y quién no se una a la revolución caerá con ella.