La nueva exposición que redefine el cuerpo en la moda

by Alba María Alarcón Arriaza,

The Museum at FIT
© Eileen Costa.

El pasado martes 5 de diciembre, The Museum at FIT, el museo del Fashion Institute of Technology conocido principalmente por sus exposiciones brillantes organizadas por Valerie Steel, estrenó The Body: Fashion and Physique. La muestra examina al detalle la compleja y a veces difícil historia del cuerpo perfecto e ideal en la industria de la moda, pues ésta siempre ha tratado el cuerpo humano (más concretamente el femenino) como algo que puede esculpirse y verse modificado con esfuerzo y sacrificio e, incluso, con un determinado corte en una blusa o un vestido.

La exposición que muestra más de 50 prendas, recortes, fotografías y vídeos filmados por la prensa de la época, también valora, examina y critica la complicada relación que existe entre el cuerpo y la industria de la moda. Así mismo, analiza a su vez la política llevada a cabo por este universo desde el siglo XIX hasta el presente más actual, y la marginación y exclusión de ciertos tipos de formas y cuerpos que, pese a estar habitando en el siglo XXI, aún tienen cabida en nuestra sociedad.

The Museum at FIT 2

Vestido diseñado por Christian Siriano para la actriz Leslie Jones que se encuentra en la misma exposición. Cortesía de The Museum at FIT.

Los prestigiosos diseñadores Christian Dior, Martin Margiela o Christian Soriano son algunos de los protagonistas. Desde corsés hasta vestidos imposibles, la visita muestra una evolución de las tendencias que vestían las formas de cuerpo más comunes mientras narra las razones (no muy válidas y, en consecuencia, fuertemente criticadas) por la que dichas siluetas se hicieron tan populares en un determinado momento. Así pues, el espectador podrá disfrutar y vivir en primera persona, por ejemplo, las preferencias de la industria de Hollywood en la década de 1920 o las revoluciones que tuvieron lugar entre los años 60 y 70 y dieron lugar a otro tipo de prendas, en las que la mujer se pudo sentir algo más liberada.

El ideal de belleza es una referencia que, aún en el siglo XXI, las distintas sociedades siguen empeñándose en alcanzar. Remontándonos a la Antigua Grecia, se puede intuir gracias a sus esculturas y pinturas la constante preocupación por acercarse a los cánones de belleza establecidos en la época. Así pues, los últimos siglos se han visto claramente marcados por caderas femeninas muy estrechas que dejaban asomar y entrever cinturas aún mucho más finas. Sin embargo, y tal y como afirma Emma McClendon, comisaria asistente de estilismo en el Museo del FIT, el cuerpo es una construcción cultural que se ha visto transformado a lo largo de la historia para enfatizar diferentes formas y proporciones. 

The Museum at FIT 3

© The Museum at FIT. 

Si bien es cierto que desde la industria de la moda en estos últimos años se ha tendido a conocer y explorar nuevas formas y facetas del cuerpo humano, aún se sigue optando por modelos jóvenes, altas, delgadas y de piel blanca; y este hecho se muestra como claro reflejo en las pasarelas de todo el mundo, pues este sector –tan ligado al estado y la forma física de su consumidor– lleva años intentando verse representado por una silueta que se concibe, según algunos, como ideal.

McClendon admite que fue una necesidad lo que le hizo crear una exposición como esta. Siempre se ha visto interesada (y, a día de hoy, muy preocupada) por la relación tan estrecha que guardan la industria de la moda, el cuerpo humano y su impacto psicológico sobre el mismo. Por esta misma razón, la comisaria entiende esta exposición como un discurso a la libertad corporal que, además, desea que sirva como contexto histórico al debate que existe en la actualidad sobre la diversidad corporal y la adopción de esta misma en el mundo de la moda. Tendremos hasta el próximo 5 de mayo para comprobarlo.