La nueva campaña de Kanye West despierta polémica (otra vez)

by Teresa Avendaño,

Llega el verano y, con él, nuevas campañas de firmas que están en el punto de mira de todos. Yeezy, la polémica firma del rapero Kanye West, ha vuelto a revolucionar las redes. ¿La razón? Una serie de fotografías donde las modelos tienen un parecido indiscutible con Kim Kardashian West, la mujer y musa del célebre rapero, y Paris Hilton, antigua amiga íntima de ésta y actual archienemiga. En enero de este mismo año, de hecho, una campaña de la firma en la que Hilton se convertía –literalmente– en el clon de la más célebre de las hermanas Kardashian ya despertó una amplia polémica en las redes. Pero el más reciente lanzamiento del polifacético creador ha querido recrear, a su vez, la anatomía del resto de las hermanas del clan Kardashian. Para añadir más fuego al asador, la modelo que imita a Kim es nada más y nada menos que la actriz porno Lela Star.

Las fotografías, en su mayoría, evitan todo tipo de prenda de vestir y se conforman, en esencia, de desnudos (o semidesnudos) para que no nos quepa duda de cuál es la prenda que se está presentando: las Yeezy 500 Supermoon Yellow. Vieron la luz el pasado 13 de junio a través de la cuenta de Twitter del (también) productor musical, y fueron concebidas a través del objetivo de Eli Linnetz, con quien West ya ha trabajado anteriormente en proyectos como el rodaje de su vídeo clip Fade. Las imágenes muestran un espacio neutro, sin una ubicación característica concreta y sin decorados; y el escenario se conforma de paredes color beige y tonos apagados que van a conjunto con el color de las zapatillas (y podrían, de hecho, aburrir a más de uno si no fuera por la polémica que emanan las principales protagonistas de la campaña). Sin duda, ésta no ha pasado desapercibida. Ahora sólo nos queda esperar a ver si los diseños de West generan tanta atención como sus acciones en las redes.