La musa y el artista

by Isabel Serra,

JUAN VIDAL

Juan Vidal
Juan Vidal

Juan Vidal confesaba haberse inspirado en los movimientos artísticos del siglo XIX y XX: el simbolismo de Gustav Klimt se encontraba con el arte floral de Alfons Mucha y con el uso monocromo del color de Aubrey Beley. Todo ello crea “La belle Marie qui fume”, su oda a una mujer-musa ultra femenina y sofisticada, la femme fatale que hipnotizó a los artistas del decadentismo.

Juan Vidal
Juan Vidal

Su colección habla de Ovidio: “Su semblante calmado adornado de amapolas trajo la noche, y en su séquito trajo sueños oscuros”. Vidal traduce este ideal de mujer a siluetas cortadas al bies en telas de seda estampada (un guiño a Oriente, dicen desde la firma). Los vestidos lenceros se embellecen con plumas y cintas etéreas. Y sobre los vestidos, vemos abrigos lujosos en telas de damasco con hilo de oro,  lanas de calidad, otras piezas con más aires orientales…

Juan Vidal juguetea un poco con la alta costura, desviándose un ápice del sendero más contemporáneo que cogió en su anterior colección.

 

Juan Vidal
Juan Vidal
Juan Vidal
Juan Vidal

 

Juan Vidal
Juan Vidal

MARIA ESCOTÉ

 

Maria Escoté
Maria Escoté

La diseñadora catalana también miraba al arte del siglo pasado para buscar su inspiración. La encontró, nos cuenta en backstage, en la obra y en la vida de August Herbin: “Es un artista francés que trabajaba el geométrico abstracto. Tuvo que dejarlo porque tanto la crítica como la prensa como sus amigos le decían que tenía que hacer pintura clásica. La estuvo haciendo durante siete años y fue un fracaso”. Hacer lo correcto no siempre es lo mejor. Al menos no para Maria Escoté. Su colección habla de sueños y vocaciones, de gente que hace lo que sabe y lo que quiere. Y que lo hace bien.

El punto de partida es el cuadro con el que volvió Herbin: “L’oiseau”, que ha utilizado como print para sus prendas, en su versión velvet y en su versión Jacquard (dice haber utilizado también el Jacquard en lúrex de seda). Vemos muchas mezclas de texturas. La propia Escoté destaca el vestido de pompones bordados: “simula el vuelo del pájaro, que es un grito a la libertad creativa, a la libertad personal”.

Maria Escoté
Maria Escoté

Ha decidido darle un toque masculino. Por los tiempos que corren, tocaba hacerlo: “es un momento de borrar géneros”. El estampado también deja lugar a los looks monocromáticos en bloque, solo rotos por los maxibolsos y maxibotas que acompañan sus estilismos. Al final, un alegato a favor de la individualidad, una apología de sí misma: “Yo siempre he luchado por la personalidad y sobretodo por un proyecto personal . Creo que cada persona hace bien lo que sabe hacer y lo que es. Cada uno tiene que hacer lo que siente y de la forma en que lo siente”.

Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté
Maria Escoté

 

Temas que te pueden interesar: , , ,