La moda se despide de Hervé Léger, el creador de los vestidos bandage

by itfashion,

herve_leger_01
Foto de Steven Meisel para Vogue, 1993. Vía The Red List.

El pasado viernes la Federación Francesa de la Alta Costura y la moda anunciaba la muerte del diseñador francés Hervé L.Leroux, famoso por sus ajustados vestidos de tiras “bandage”, uniforme de las modelos se los años noventa. El diseñador, que inició sus pasos trabajando al lado de Lanvin y Karl Lagerfeld en Fendi y Chanel, creó su marca en 1985. En 1999, tras venderla al grupo BCBG Max Azaria perdió el uso comercial de su nombre. A partir de entonces continuaría en la industria bajo Hervé L.Leroux.

En el libro “Moda. Toda la historia”, su autora, Marnie Fogg sitúa Hervé Leger en el capítulo que titula “Segunda Piel”, junto a Azzedine Alaïa: “A finales de la década de 1970, una nueva generación de ropa muy ajustada con el fecto de una segunda piel vino a liberar a la mujer: se deleitó en la juventud, exaltó el vigor y lo físico, dio libertad de movimiento e hizo que el cuerpo se luciese”.

Fue en 1989 cuando Léger presentó su famoso vestido de “vendas”: “El corte sigue siendo tan deseable y el impacto es tan significativo que el vestido tipo vendaje segunda piel se ha convertido en la divisa de algunas de las principales celebridades, ciups cuerpos cuidadosamente perfeccionados son un valiosos bien comercial” explica Fogg en el libro. En una conferencia del diseñador para la Paris College of Art, este desvela que creó su primer vestido “bandage” con unas tiras de tejido sobrante y que iban a ser tiradas. Se las llevó a casa y las empezó a coser entre ellas: “así es como creé el primer vestido de bandas”.

Hace poco más de año y medio que Sofia Tchkonia lo entrevistaba para Showstudio en este vídeo. El diseñador, si bien no recordaba cuando empezó su romance con la moda, tenía claro que “Dios me dio un don, el don de hacer cosas con las manos, me expresaba con ellas”. Léger, que se consideraba ante todo “artesano”, de hecho entró en el mundo de la moda haciendo de peluquero. Más tarde se metería en el arte de la sombrerería para luego entrar en el diseño de moda animado por el sombrerero por el que trabajaba.

herve_leger_02
Hervé Léger probándole un vestido a Cindy Crawford. Fotografía de Christian Simonpietri, 1995. Vía The Red List.

Para Hervé, las súpermodelos de los noventa como Linda Evangelista, Imán, Cindy Crawford, eran muy inspiradoras: “la forma que tenían de moverse en la pasarela no tiene nada que ver en cómo lo hacen las modelos hoy. Era muy emocional”. Para el diseñador, la moda actual había perdido su “encanto”: “las modelos son ahora como robots. Creo que da un poco de miedo”, comentaba en la entrevista, y añadía: “Nosotros trabajábamos con pasión, y si la industria iba bien, hacías dinero”, hoy lo único que importa “es hacer dinero, y eso mata muchas cosas, mata la pasión ”.