“La moda puede masticarte y escupirte”, por Lucinda Chambers

by Isabel Serra,

 La moda se mueve como un pez: es cíclica y reaccionaria. Nadie puede ser relevante por mucho tiempo

main-x-xlarge_trans_NvBQzQNjv4BqU2GvAG2Cwz-Neg5MBd2qSrtrRt1_HVtSsduahSCvynI

Hablando de peces, ¿tiene la moda memoria de pez? Parece que sí. O, en otras palabras: “La moda puede masticarte y escupirte“. Quien habla es Lucinda Chambers, ex directora de moda de la versión británica de Vogue, edición que estrena este julio a su nuevo (y primer) director: Edward Enninful. La noticia de su fichaje era aplaudida por muchos, aún con la confusión que envolvía la salida de su predecesora, Alexandra Shulman, al frente de la cabecera durante veinticinco años.

Una revista es una empresa, para qué engañarnos. Ergo hay cambios, despidos, contratos. Y  más aún en épocas convulsas -como la actual, véase el caso español- donde entran caras nuevas que quieren, evidentemente, cosas nuevas. Lucinda Chambers era la directora de moda de Vogue, mano derecha de Shulman, hasta que hace mes y medio fue despedida, según sus palabras, en tres minutos, según confiesa a la publicación Vestoj. Lo confiesa sin tapujos, sin maquillaje ni caras amables: “No quiero ser una persona que ponga buena cara y diga a todo el mundo “Yo decidí dejar la compañía”, cuando todo el mundo sabe que te echaron. Hay demasiado humo y espejos en esta industria así como está. De ninguna manera: yo no me fui. Me despidieron”. ¿Podría ser un recado para Shulman? La ex directora de British Vogue sí dijo que se retiraba, por voluntad propia. Este pasado mes de junio fue el último, ahora empezará a colaborar, mensualmente, con The Business of Fashion.

Lucinda Chambers tiene muchos recados que darle a la moda: en la entrevista ha hablado de las presiones que sufren los diseñadores (que pueden llevarlos hasta el alcoholismo), del estrés, de las constantes salidas (Bouchra Jarrar la última). Y también las claves para superar un despido.

04-lucinda-chambers.w710.h473.2x

“Los desfiles son todo expectación y ansiedad. Estamos en escena. Es un teatro”.

“No está permitido caer en la moda, especialmente en esta época de redes sociales, donde todo va de conseguir una vida exitosa e increíble”.

“En el mundo de la moda puedes llegar lejos si luces fantástica y segura”

“La moda te puede masticar y escupirte”

¿Por qué no celebrar una caída? Después de todo, nos ayuda a crecer y madurar. No me avergüenzo de lo que me ha pasado”.

Las prendas, ridículamente caras, no son importantes para la mayoría de las personas”

 

 

Temas que te pueden interesar: , , , , ,