La moda no escapa de la desigualdad de género

by Laura Cadenas,

1

Consumimos y producimos pero no dirigimos. Así podríamos resumir el rol de las mujeres en el mundo de la moda según un estudio realizado por The Bussiness of Fashion. El prestigioso portal llevo a cabo en 2016 un análisis de las principales semanas de la moda (París, Milán, Nueva York y Londres), y salvaguardando excepciones, como Miuccia Prada o Donatella Versace, las directoras creativas se encuentran en evidente minoría. Solo el 40% de las marcas de ropa femenina tiene al frente una diseñadora. “Crear para ellas pero sin ellas”, desde luego, suena paradójico.

A pesar de que en la industria de la moda las mujeres representan en torno a un 70% de la fuerza de trabajo total, el 75% de los puestos de liderazgo son ocupados por hombres. En áreas como la confección el número de mano de obra femenina es exponencialmente mayor, pero si hablamos de cargos directivos la cosa cambia dramáticamente. En Estados Unidos y en Europa solo el 3,8% de estos puestos son desempeñados por mujeres. “En una industria principalmente dirigida por varones son ellos los que toman las decisiones y cuando hay que elegir entre un hombre y una mujer para un cargo de responsabilidad elegirán al hombre primero”, denunciaba Julie de Libran, directora creativa de Sonia Rykiel.

Julie de Libran, directora creativa de Sonia Rykiel
Julie de Libran, directora creativa de Sonia Rykiel

Volviendo a la pasarela, es en las citas consideradas más tradicionales como París y Milán donde la desigualdad se hace más notable. Según los datos emitidos por el estudio de BoF, durante la Semana de la Moda de París el 37% de las firmas estuvieron capitaneadas por mujeres. Dato que se agrava en Milán con solo un 31% de diseñadoras. Nueva York y Londres, con el 47,3% y el 40,5% de féminas respectivamente nos concede una ligera esperanza. Pero si nos fijamos en las grandes casas de moda los datos vuelven a ser devastadores. Antes de la celebrada designación de Maria Grazia Chiuri en Dior, solo tres de las 15 marcas pertenecientes al Grupo LVMH tenían al frente a una diseñadora: Phoebe Philo en Céline, Carole Lim en Kenzo (compartiendo el cargo con Humberto Leon) y Florence Torres en Thomas Pink. En Kering, el otro gran conglomerado del lujo, también se respira desigualdad: Stella McCartney y Sarah Burton son las únicas directoras creativas.

Sarah Burton, directora creativa de Alexander McQueen
Sarah Burton, directora creativa de Alexander McQueen

Con los datos (y bastante indignación) sobre la mesa, toca preguntarse ¿por qué las mujeres lo tienen más difícil para llegar a la cima? A la desigualdad fomentada por el abrumador predominio masculino en los puestos directivos apuntado por de Libran, añadimos factores como la maternidad, aún motivo de brecha en este y en prácticamente todos los sectores. “Se espera de las mujeres que asuman demasiados papeles. Son esposas, son madres…”, afirmaba la diseñadora Vera Wang. Pese a los intentos de conciliación, el cuidado de los hijos sigue tendiendo a requerir una mayor responsabilidad femenina.

Los valores también juegan un importante papel, según Allyson Stokes, profesor de la Universidad de Waterloo, a menudo las revistas de moda potencian inconscientemente la disparidad. En las publicaciones “los diseñadores se presentan como artistas y originales y las diseñadoras como funcionales o femeninas”, destacó Stokes. Otro factor clave es la actitud, ellos tienden a ser más seguros y ambiciosos. “A veces las mujeres no creen demasiado en sí mismas”, afirmaba Maria Grazia Chiuri. Para Tory Burch “cuando los hombres son ambiciosos se celebra, pero cuando esa palabra se usa para describir a una mujer generalmente se hace de forma negativa”. De ambas diseñadoras nos servimos para hablar de soluciones.

Algunas de las participantes del programa "Woman@Dior"
Algunas de las participantes del programa “Women@Dior”

Desde su llegada a Dior, bajo la presión y el honor de ser la primera mujer en llevar las riendas artísticas de la legendaria Maison, Chiuri se ha interesado por el empoderamiento femenino. Histórica, oportunista, frívola o acertada (hagan la interpretación suya) su camiseta de algodón con eslogan subió el feminismo a la pasarela. Con la iniciativa “Women @Dior” la firma se ha propuesto pasar de la tendencia a luchar por la causa, potenciando el talento femenino a través de un programa de tutoría de 1 año del que ya han formado parte 200 estudiantes de 10 ciudades del mundo. Atajar el problema desde la formación es también la alternativa que propone Tory Burch, en 2009 la diseñadora creó una fundación para proporcionar acceso educativo, capital y asesoramiento a mujeres empresarias. Su última campaña #EmbraceAmbition, ha contado con el apoyo de líderes femeninas como Anna Wintour, Melinda Gates o Gwyneth Paltrow. Iniciativas necesarias para darle a las mujeres la visibilidad que les falta, el talento (ajeno a sexos) es obvio que ya lo tienen.

Campaña #EmbraceAmbition
Campaña #EmbraceAmbition

Vía BoF

Temas que te pueden interesar: , , , ,