La moda circular como alternativa, por Cyndi Rhoades

by Laura Cadenas,

1 ok

Bajo el título “Moda y tecnología: el binomio de la transformación”, el pasado 6 de julio Madrid acogía la primera edición de Innovation Fashion Forum. El encuentro, organizado por Modaes.es e impulsado por Ifema contó con las ponencias de más de 20 expertos y directivos del sector y con la asistencia de cerca de 400 profesionales. El futuro de la industria de la moda y sus transformaciones fueron el eje central de la jornada, siendo imposible eludir un tema de plena actualidad como es la sostenibilidad.

Aunque la necesidad de apostar por una moda más ética y comprometida fue un aspecto recurrente durante el día, la ponencia de Cyndi Rhoades –“Closing the loop in the fashion business”– estuvo expresamente dedicada a la sostenibilidad aplicada a la industria textil. Fundadora en 2005 de la empresa Worn Again, especializada en la recuperación de fibras textiles para su posterior reutilización, Rhoades expuso las claves de la moda circular. Estos son sus 4 retos:

1. Incrementar la recolección

“Necesitamos elevar la recolección de prendas para devolverlas al sistema”, afirmó la fundadora de Worn Again. El motivo es más que evidente: mientras que el consumo aumenta exponencialmente, los recursos decrecen, por lo que el negocio de la moda “deberá buscar nuevas materias primas en la ropa desechada”. Rhoades destacó que el primer paso para utilizar los desechos textiles y convertirlos en activos requiere del compromiso tanto de empresas como de consumidores. Mientras que Reino Unido lidera la recolección de ropa desechada con una nivel de recogida del 62%; la cifra media en el resto de Europa es del 35%; en cambio,  Estados Unidos, pese a ser uno de los países con más alto grado de consumo, solo  recolecta el 15%.

2. Aumentar la reutilización

Por qué hacer ropa nueva a través de la explotación de recursos si podemos hacerla utilizando ropa desechada. Con este planteamiento, Worn Again se ha propuesto convertir la problemática que genera la acumulación de desechos textiles (en 2015 se tiraron 50 millones de toneladas de ropa) en una solución que además de reducir la contaminación que generan los vertederos evite la sobreexplotación de materias primas. De nuevo, Rhoades dio alarmantes cifras: “el año pasado se produjeron en torno a 55 millones de toneladas de materiales de algodón y poliéster para la fabricación de prendas de ropa y se espera que aumenten a 90 millones en 2050 ”.

3. Innovar en los procedimientos

Se calcula que de la grandísima cantidad de ropa que se tira solo el 20% es reutilizada. Con procedimientos avanzados esta cifra podría ascender hasta un 60%, no solo para producir nuevas prendas sino también para otros usos industriales. “Nuestro objetivo es erradicar el desperdicio de textiles y recuperar las materias primas a nivel molecular para reutilizarlas como si fueran totalmente vírgenes”, aseguró la fundadora de Worn Again ¿Cómo? Gracias al desarrollo de un producto químico textil que permite procesar y reutilizar hilos, textiles y prendas. De nuevo, Rhoades destacó la importancia del compromiso por parte de empresas e instituciones potenciando la investigación e inversión constante.

4. Lograr una industria de la moda 100% circular

 

2 ok

 

La consecución de los tres retos anteriores permitirá alcanzar una moda completamente circular, y por tanto plenamente comprometida con el medio ambiente. Importantes empresas como H&M o Kering se han sumado al objetivo de crear cadenas de suministro circulares asociándose con Worn Again. Solo falta que tú como consumidor te unas al reto. Recordamos una vez más que las marcas ofertan lo que nosotros demandamos, no subestimemos nuestro poder y exijámosles moda ética.