La mayor tienda vintage de Europa llega a Madrid

by Raquel Bueno,

_MG_9942
© Todas las imágenes por cortesía de Vintalogy.

Es difícil no sentirse atraído por la filosofía vintage. Por esas piezas de ropa empapadas de historia, de misterio y vida ajena. Pero es, además, una de las mayores transiciones –y una de las más inteligentes– que ha hecho el mundo de la moda en los últimos años hacia una forma de vestir más ética, más sensata y más respetuosa con el medio ambiente. Y es que vistiendo ropa de segunda mano no solo le estamos dando una nueva vida a las prendas, estamos contribuyendo también a crear un nuevo modelo circular en la industria y devolviéndole a cada pieza, por fin, la exclusividad y el valor que se merece. Vintage es sinónimo de identidad y la moda, esencialmente, debe ser eso: la forma de volver a conectarnos con nuestras raíces, de abrazar aquello que nos hace únicos y contarle al mundo –sin pudores– quiénes somos y quiénes queremos ser. Un paso lógico, en definitiva, que debe celebrarse.

_MG_9948

Y con motivo de esta celebración se anunciaba recientemente una excitante noticia, que sitúa a España como nuevo punto de referencia en el panorama mundial de la moda de segunda mano: abre en Madrid la tienda vintage más grande de Europa. Se llama Vintalogy y se encuentra en el número 10 de la calle Atocha, en pleno centro histórico de Madrid y en el mismo lugar que acogió el negocio textil y de tejidos de Sobrino de J. Martí Prats durante cinco generaciones. Sus más de 800 metros cuadrados abarcan reliquias dispuestas a hacer realidad los sueños de cualquier amante de la moda: desde ropa actual sin marca en perfectas condiciones hasta modelos de grandes firmas como Chanel, Louis Vuitton, Azzedine Alaïa, Prada o Miu Miu. Detrás de su apertura se encuentra Mercado de Motores que, tras cinco años apoyando la recuperación de antigüedades y apostando por los jóvenes creativos una vez al mes en el Museo del Ferrocarril, se lanza ahora a esta nueva aventura. Hablamos hoy con Juan Fraile, promotor del proyecto junto a Teresa Castanedo, para que nos cuente un poco más. Y bueno, mientras leéis, vamos reservando un par de pasajes a la capital.

_MG_0010

¿Cómo definiríais la filosofía vintage?

Para nosotros, la filosofía vintage tiene que ver con consumo responsable, con reutilizar prendas únicas cuyos anteriores dueños ya no necesitaban, frente a los excesos productivos y consumistas que priman en nuestra sociedad. También tiene que ver con rebeldía, con inconformismo frente a una oferta globalizada, donde cada calle parece albergar las mismas tiendas que venden las mismas prendas.

¿De dónde surgió la idea de abrir Vintalogy?

Nosotros organizamos desde hace ya cinco años un gran evento mensual en Madrid para cientos de diseñadores, pequeñas marcas y particulares llamado Mercado de Motores (el año pasado recibió cerca de 500.000 visitantes). Dentro del Mercado siempre ha suscitado gran interés el producto vintage y desde hace meses veníamos fantaseando con la idea de abrir una tienda vintage estable, permanente, más allá de nuestra convocatoria mensual del evento. Pues bien, tras visitar innumerables tiendas en muchas de las principales capitales europeas y americanas, hemos decidido abrir la nuestra, Vintalogy.

_MG_0014

Sois oficialmente la tienda de ropa vintage más grande de Europa. ¿Por qué hacía falta un espacio así en Madrid?

Bueno, con certeza somos una de las más grandes. No queríamos hacer una tienda al uso. Queríamos crear un ambiente y una experiencia recordable, donde hubiera no solo ropa, sino también muebles, objetos, vinilos y todo tipo de pequeños tesoros. Todo eso no cabía en un espacio pequeño, de modo que buscamos un local suficientemente grande y encontramos un almacén de telas centenario recién clausurado en el centro histórico que parecía recién salido del rodaje de Velvet. Fue amor a primera vista. El mismo amor que pensamos sienten muchos de los clientes que nos visitan al entrar en la tienda.

_MG_9931

Además de la inmensidad del espacio, vuestra tienda se caracteriza por la alta calidad de sus prendas. Cuentan por ahí que podemos encontrarnos con más de un tesoro de Chanel, Louis Vuitton, Prada, Miu Miu… ¿Cómo os habéis hecho con estas reliquias y qué consejo nos dais para encontrarlas entre 800 metros más de ropa y complementos?

Efectivamente, en Vintalogy hay tesoros de grandes marcas, que conviven con ropa militar, vestidos de los años 70, pósters antiguos de escuela, mesas art deco… ¡Hasta trajes de novia! De todo, para todos. No buscamos un público determinado. Queremos gustar a todo el mundo. A los que buscan Chaneles y a los que buscan Adidas… En concreto las prendas de marcas de lujo nos llegan tanto de profesionales como de particulares, que ya no las usan, pero que las han mimado durante mucho tiempo.

_MG_9926

¿Por qué es más importante que nunca, en vuestra opinión, darle una segunda vida a estas prendas?

Como te decía al principio, poner en valor de nuevo y darle una segunda vida a prendas y objetos nos acerca un poco más a un mundo sostenible, donde se comparten y reutilizan recursos, sin caer en la tentación de lo nuevo, cada vez más frecuente… Y cada vez más efímero. También creemos que antes se fabricaban prendas más duraderas, de esas que podías heredar de tu madre o de tu padre y seguían favoreciendo. Los buenos materiales envejecen mejor y, con frecuencia, la pátina de los años les hace –como a las personas– más interesantes.

Puedes encontrarlos en la Calle de Atocha nº10 de Madrid (28012), los miércoles de 17:00 a 22:00 horas y de jueves a domingo, de 12:00 a 22:00 horas. 

_MG_9934