La LFW dicta sentencia: 6 tendencias que debes apuntar

by Anna Pardo Fernández,

La London Fashion Week se presenta al mundo como una de las pasarelas más alternativas, rebeldes y arriesgadas del panorama internacional. Las vibraciones de la ciudad de Londres, que se auto-proclama como la más cosmopolita del mundo (aunque quizás Nueva York tenga algo que decir al respecto), se palpan con facilidad en las propuestas que observamos en sus desfiles y en el estilo que desprenden sus calles durante las frenéticas semanas de la moda.

Prestigiosos diseñadores como Simone Rocha, JW Anderson, Erdem o Mary Katrantzou destacan entre la multitud gracias a su característica visión del mundo de la moda que, en muchas ocasiones, se aleja del canon establecido. Contactamos hoy con Raquel Sánchez Montes (la aclamada trend forecaster residente en Guangzhou, China) con el objetivo de no perdernos ni un detalle de las tendencias que dictarán sentencia durante las próximas temporadas. Toma nota de las seis tendencias que despuntarán a partir de la primavera del 2019.

 

Crazy mix… En el caos reside la belleza

 

LFW-trends5
© Matty Bovan, Chalayan, Mary Katrantzou y JW Anderson.

Lo imposible se convierte en realidad en la pasarela londinense. Arriesgar ya no es una opción, es (casi) una obligación. Sánchez Montes ha bautizado la tendencia más atrevida de la LFW como global traveller, y añade: “Cada vez somos más globales, ahora somos ciudadanos del mundo, y la línea entre las fronteras es imperceptible (…) El consumidor necesita sorpresa y los diseñadores tienen que arriesgar. Por este motivo, soy muy fan de las mezclas que parece que carecen de sentido pero que, en realidad, son visualmente harmonicas y bellas”.

JW Anderson es un genio mezclando materiales imposibles y en su último desfile lo ha vuelto a demostrar. El irlandés ha saltado al ruedo con una colección repleta de piezas visualmente complejas y de confección artesanal, y donde la técnica del collage ha despuntado. Matty Bovan, por otro lado, cautivó al público británico con unos modelos multicolor que representaban la moda relacionada con las artes escénicas. En este caso, el trabajo de Bovan escondía un profundo mensaje: la lucha de la creatividad frente a una situación inestable en el país británico debido al Brexit, la austeridad y las desigualdades sociales que agitan al pueblo.

La versión más discreta del crazy mix la presentaba Chalayan con una serie de estampados inspirados de nuevo en el collage y en la ilustración que dieron el toque de color a una colección marcada por el uso del negro, el gris y el blanco. Por último, nadie puede poner en duda el éxito creativo de Mary Katrantzou. La diseñadora logró colgar el cartel de lleno en el Roundhouse con una brillante colección demi-couture que la propia creadora ha definido como “una colección sobre colecciones”; una propuesta con una vibrante paleta de colores donde la inspiración ha brotado del surrealismo experimental.

 

El velo, una apuesta segura

 

LFW-trends
© Simone Rocha, Erdem y Mary Katrantzou.

Los velos, uno de los accesorios femeninos más antiguos y tradicionales, han sido una de las piezas clave inesperadas de la LFW. Las cabezas vuelven a ser foco de atención en esta edición –como ya adelantamos a raíz de la semana de Alta Costura de París– y las colecciones de Mary Katrantzou, Simone Rocha y Erdem se encargaron de otorgarle fuerza a esta afirmación.

Las propuestas de Mary Katrantzou y Simone Rocha son algo más convencionales aunque apuestan por la pedrería y por la diversificación de materiales. La colección de Erdem (inspirada en la historia de las primeras hermanas travestis Stella y Fanny, que en 1860 dejaron de ser Frederick Park y Ernest Boulton para generar su propia identidad) acompañó una magnífica selección de sombreros con unos velos repletos de detalles como flores bordadas o elegante encaje. Una oda en toda regla a la era victoriana que emerge de un relato de superación y rebeldía.

 

Las artes pictóricas invaden la moda

 

LFW-trends3

© Burberry, Ports 161, Simone Rocha y Christopher Kane.

El arte y la moda vuelven a caminar juntos. En esta ocasión los rostros y las ilustraciones han sido la forma seleccionada para demostrar que no hay límites para la imaginación. La esperada primera colección de Riccardo Tisci para Burberry ha mostrado fotografías con historia en sus prendas a modo de oda al poder de la familia. Ports 161 y Christopher Kane no se han quedado atrás aunque hayan optado por versiones más discretas. Simone Rocha ha ido un paso más allá al mostrar grandes rostros bordados hechos a mano con un resultado rico, delicado y ciertamente sombrío en la Lancaster House.

 

Doble efecto… Menos es siempre más

 

LFW-trends2
© Ports 161 y Eudon Choi.

El consumidor es cada más exigente y, por este motivo, demanda mayor dosis de creatividad en cada propuesta. Ahora los diseñadores tienen un nuevo reto: crear piezas realmente únicas que añadan un twist capaz de sorprender a los usuarios. Según Sánchez Montes, el doble efecto es una tendencia que está pasando inadvertida pero que logrará crear su propio espacio a lo largo de los meses venideros. En esta ocasión, la propuesta de efecto doble está caracterizada por prendas que esconden un juego de posiciones estratégicas. En el caso de Ports 1961 se funden una chaqueta y una capa mientras que Eudon Choi interpreta esta tendencia mezclado una gabardina y una parka en una única pieza.

 

Athleisure 3.0, la sofisticación deportiva

 

LFW-trends4

© Kiko Kostadinov y Toga.

¿Alguien dijo que el famoso athleisure había muerto? Como apunta Sánchez Montes “ahora está más vivo que nunca” y así lo hemos podido comprobar en los desfiles de Kiko Kostdinov y Toga. En esta ocasión, las propuestas deportivas se bañan con un toque de sofisticación y cierto futurismo que adquiere un resultado visual extremo.

El chandal de nylon de Kostadinov ha captado todas las miradas del desfile del búlgaro aunque la extrema elegancia deportiva de Toga tampoco ha pasado inadvertida. Además, esta sofisticación deportiva tiene la capacidad de adaptar otra tendencia reina de las fashion weeks para la próxima temporada S/S 2019: los colores neón. Parece que el mundo de la moda no quiere decir adiós a una tendencia cómoda, fresca y fácil de llevar.

 

Radical victoriana

 

LFW-trends6
© Erdem y Simone Rocha.

La era victoriana es una de las más atractivas de la historia a nivel estético y firmas como Erdem y Simone Rocha han viajado hacia el pasado para inspirarse en esta época donde el encaje, los bordados y las mangas abullonadas eran los reyes de la pista de baile. Ambas casas han otorgado todo el protagonismo a los estampados florales, los vestidos con volúmenes insólitos y a los accesorios como los sombreros y los velos bañados de vibrantes colores. Dará que hablar…