La carta de amor abierta de Andreas Kronthaler a Vivienne Westwood, al más puro estilo Diet Prada

by Gina Baldé,

2500
Andreas Kronthaler y Vivienne Westwood tras su último desfile Fall 2018 ready-to-wear, presentado en París en celebración de sus 25 años de matrimonio. © Invision/AP.

El último desfile de Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood fue todo un homenaje a su nidito de amor, en celebración a sus 25 años de casados. En una carta de amor que el diseñador repartió a los invitados, éste definía a Westwood como su amiga, su pareja, su maestra y su musa, una declaración romántica abierta en toda regla. El desfile se convirtió en toda una retrospectiva que recogía los grandes hits del movimiento punk, tan arraigado a la diseñadora, donde el arte y la performance se encontraban en la pasarela al más puro estilo Westwood. Sin embargo, no todo fue tan romántico como parece. Resulta que Kronthaler homenajeó algo más que su amor por Westwood, y no dudó en apropiarse de un print de los diseñadores británicos Louise Gray y Rottingdean Bazaar, creadores del famoso estampado “WE DO BIG SIZES!” en reivindicación del reconocimiento de las tallas grandes en la pasarela. El plagio no tardó en descubrirse y por supuesto Diet Prada –oficialmente la policía de la moda– no dejó pasar la descarada copia de la marca, publicándolo en su cuenta de Instagram. En consecuencia, Vivienne Westwood se disculpaba horas después a través de su cuenta oficial en dicha red social, y lo hacía públicamente con la siguiente imagen.

Captura de pantalla (83)

“Lo sentimos. El uso de vuestros gráficos en nuestra camiseta no pretendía ser nada más que una celebración de vuestro trabajo. Nos vimos atrapados en un frenesí de último minuto y no os contactamos para pediros vuestro permiso. Lo sentimos de verdad por este error y queremos compensaros.”, afirmaba públicamente la diseñadora. Un gesto absolutamente necesario dado que, durante mucho tiempo, Westwood ha sido una de las grandes defensoras de la copia y, de hecho, la veterana –que actualmente también ejerce como profesora– ha aconsejado múltiples veces a sus alumnos que la copia es la mejor manera de aprender y anima a todos aquellos que quieran triunfar a inspirarse en el talento de otros, declarando que es la mejor manera de dar con nuevas ideas. Aunque, sin duda, existen los límites… ¿Hasta qué punto es lícito que una diseñadora del calibre de Westwood se permita hacer el epic fail que vimos en su última colección? La marca se sustenta con unos valores éticos y reivindicaciones de derechos humanos que parece ser que esta vez han caído un poco por su propio peso.