La belleza real en tiempos de Instagram

by Miriam Mora,

El retoque fotográfico se ha convertido en los últimos tiempos en casi una cuestión de estado. Las herramientas de edición fotográfica están al alcance de cualquiera y a día de hoy es complicado encontrar incluso en usuarios anónimos, una imagen natural en las redes sociales. Al final, la belleza real se resume en la que puedes ver y tocar, pero a veces tampoco podemos fiarnos de eso –nos abstendremos a entrar en el tema de retoques quirúrgicos-. Lo ficticio pulula a sus anchas en la época millennial y parece que prodigar una vida y apariencia irreal es lo más verdadero que nos podemos encontrar.

"Pearly Gates"; Anastasiya Lazurenko
“Pearly Gates”; Anastasiya Lazurenko

Por suerte, todavía hay gente que no sucumbe o que pretende hacernos ver que no todo está perdido en el reino de los cuerpos y vidas perfectas. La fotógrafa ucraniana Anastasiya Lazurenko retrata desde hace cinco años a mujeres y niñas en los bosques de Ucrania mostrando la pureza de sus cuerpos desnudos en los lagos, besándose y gritando. Imágenes que captan momentos reales en los que el cuerpo femenino se desenvuelve con naturalidad, apostando por la percepción de una imagen saludable de la mujer. Este trabajo va dedicado a su amiga Valeria Koskina que murió de anorexia en 2013. “Me sentí culpable por todas nosotras, que alabamos el culto a la delgadez promocionado por los medios y apoyamos estereotipos de belleza falsos y destructivos” comenta la artista. La reacción a la muerte de su amiga le hizo prometer que no volvería a retocar sus imágenes nunca más y el resultado de esto ha sido Pearly Gates, un proyecto en el que Anastasiya pretende redescubrir lo que le parece real.

"Pearly Gates"; Anastasiya Lazurenko
“Pearly Gates”; Anastasiya Lazurenko
"Pearly Gates"; Anastasiya Lazurenko
“Pearly Gates”; Anastasiya Lazurenko
"Pearly Gates"; Anastasiya Lazurenko
“Pearly Gates”; Anastasiya Lazurenko

En los años 70, Jane Birkin y Brigitte Bardot fueron grandes sex symbol que no destacaban por sus pestañas postizas ni por su thigh gap, sino por una belleza natural y un estilo fresco y desenfadado. Un estilo que Alicia Keys tomó el pasado junio al publicar en Lenny, newsletter de Lena Dunham, su decisión de no maquillarse más, una tendencia que parece ser predominante en la actualidad y al mismo tiempo, contraria a lo que sucede en la postproducción de editoriales y portadas de moda.

Alicia Keys
Alicia Keys en su primera portada sin maquillar para Fault Magazine.

“La perfección la encuentro aburrida porque no es real. No tiene una consecuencia al fin y al cabo. Al menos en fotografía intento perfeccionar algo y luego destruirlo para que así vuelva a la vida” comenta Mario Testino para Vogue. Para él borrar una imperfección es también borrar una experiencia, ya que la cara es un registro de recuerdos y vivencias. Testino es el fotógrafo de la nueva campaña de Dove #RealBeauty en la que desafía las barreras usuales de la edad, el cuerpo y la nacionalidad y que, como curiosidad, está libre de retoques. En la entrevista recuerda cuando empezó a trabajar en la industria, estaba influenciado por los 50’s así que tanto el maquillaje como el peinado debían verse perfectos. Luego en los 90’s vinieron las mujeres reales, las mujeres que estaban en la calle empezaban a comunicar algo más y fueron sacadas de la calle a las revistas. “Para mí fue genial hacer esta campaña [Dove] porque fue un ejercicio para mí mismo: ¿Qué pasa si no cambio nada? ¿Si no retoco a esas mujeres el resultado será el mismo?” Juzguen ustedes mismos.

Mario Testino
Mario Testino en el backstage de la campaña #RealBeauty de Dove.

 

Dove
Dove Real Campaign

Temas que te pueden interesar: , , , ,