Juan Vidal como mejor colección y Maria ke Fisherman como mejor escenografía cierran MBFWM

by Laura Cadenas,

Maria ke Fisherman
Maria ke Fisherman S/S 18

Hace unos meses te hablábamos de la habilidad, recientemente plasmada en un libro, que tiene el solicitado estudio Bureau Betak para hacer de los desfiles algo épico. En medio de la saturación de imágenes, incrementada por el uso de las redes sociales, solo la emoción puede satisfacer al público plenamente. Razón por la que un buen diseño sobre la pasarela ya no es suficiente. Quizás por eso, Mercedes-Benz Fashion Week Madrid haya decidido este año, aunque sea parcialmente, deslocalizarse. Que Ifema es práctico y cómodo ya lo sabemos (tiene cafetería, una equipada sala de prensa y al ser todos los desfiles en el mismo recinto no te pierdes ni uno)  pero no es tan divertido como una estancia en el “Hotel Palomo”, ni sobrecoge como una noche en el Mercado de Antón Martín a cargo de Pepa Salazar, ni mucho menos te devuelve a la infancia.

De esto último se ha encargado Maria ke Fisherman, la firma formada por María Lemus y Víctor Alonso, cerraba este lunes el calendario de MBFW Madrid.  “¡Será como una excursión al cole!” decían en la nota de prensa sobre su propuesta. Afirmación cumplida: nos desplazamos al Parque de Atracciones (escenario del desfile), esperamos cola entusiasmados para montarnos en la atracción (atrás quedó el tradicional sitting) y una vez dentro de la barquita(ataviados con chubasquero)  disfrutamos como niños el recorrido acuático por una jungla ficticia en la que entre vegetación y animales íbamos descubriendo a las modelos.

Maria ke Fisherman
Maria ke Fisherman S/S 18

La colección–un mix “de influencia urbana y aires campestres”–era planteada como una propuesta “multicapa” en la que se sucedieron superposiciones, impermeables técnicos y prendas desmontables. También vimos interesantes monos de punto y , por supuesto, el magistral croché tejido a mano por un convento de Carmelitas Descalzas. Como en cada desfile –dentro y fuera de Ifema– todo el mundo, móvil en mano, hacía fotos, vídeos, directos… pero ahí estaba esa cosilla en el estomago que ni tiene hashtag ni se twittea, simplemente se siente y marca la diferencia entre un desfile más y un show para el recuerdo.

Antes de salir rumbo al Parque de Atracciones, conocíamos al ganador del Premio L´Oréal que en esta edición número 66 recayó en manos del diseñador Juan Vidal, galardonado por su magnifica colección Lula Rock-a-Hula. Jessica Michault, directora de GPS Radar y ex cronista de moda a las órdenes de Anna Wintour en The Herald Tribune, ha sido una de las invitadas internacionales a esta Semana de la Moda madrileña en la que Vidal se ha posicionado como uno de sus grandes favoritos. La otra triunfadora fue Aya Guaye, premiada como mejor modelo de la edición. ¡Enhorabuena!

Juan Vidal y Aya Guaye recibiendo el Premio L´Oréal
Juan Vidal y Aya Guaye recibiendo el Premio L´Oréal

Flores y vestidos de cóctel inundaron Ifema

Durante esta última jornada, dos elementos (poco sorpresivos) fueron clave: las flores y el recurrente vestido de cóctel. Bajo el título Ready to Shine, The 2nd Skin Co., firma bajo la batuta creativa de Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo revisitó el legado de la gran época de la costura, los años 50. Su propuesta, casi íntegramente de coctel y tan femenina como acostumbran, centró la atención en los volúmenes. Flores, pintadas o estampadas, coronaron las prendas.

Por su parte, Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, directores creativos de Alvarno  también ­–aunque para ellos como novedad si revisamos su trayectoria–decidieron mirar con tono bucólico a la próxima primavera-verano. “La mujer Alvarno se sumerge sin estridencias en un jardín de ensueño, vestidos de materiales nobles y técnicas donde se adivinan flores escondidas y geometrías. Un juego de efectos ópticos en sedas fluidas, gasas y satén en doble cara bicolor”, expresaba su nota del desfile. Y así, en un ligero baile de blanco y negro, el naranja, el azul y el verde mar pusieron la nota de intensidad.

Suyos S/S 18
Duyos S/S 18

Con una riquísima paleta de color en el que se daban cita desde tonos agua marina a rosas tan delicados como potentes o amarillos, Juan Duyos nos presentó su colección Deseo. Una evocadora denominación para enmarcar un concepto que habla precisamente de eso: de vivir y desear. Desde el primer instante, en el que todo el tropel de modelos (40 con un pase único) salieron a la pasarela, la propuesta se hizo apetecible para ir in crescendo. Así lo manifestaron los aplausos, que en lugar de reservarse para el carrusel final se sucedieron espontáneos. Paillets, bordados y transparencias nos hacían desear una gran fiesta. A Duyos le siguieron Jorge Vázquez y Hannibal Laguna. El primero con una femenina y comercial propuesta que tomó como fuente de inspiración la campiña francesa; y el segundo con una colección conmemorativa de sus 30 años en la industria. Sí, también de sus prendas brotaron flores.