Instagram aspira a convertirse en la red social definitiva

by Teresa Avendaño,

Instagram ya se ha asentado dentro de nuestra cultura y las marcas se han dado cuenta. El número de usuarios de la plataforma que fue lanzada en App Store en octubre de 2010 por Kevin Systrom y Mike Krieger sigue creciendo minuto a minuto y el tiempo medio que pasamos dentro de la aplicación aumenta considerablemente. Empezamos subiendo fotografías cuadradas pasadas por filtro, seguimos compartiendo vídeos de pocos segundos, comenzamos a hablar por Instagram Direct, aparecieron los Instagram Stories –una copia descarada del ya abandonado Snapchat y luego llegaron los vídeos en directo, sus subsiguientes highlights y, hace apenas unos meses, apareció IGTV: la última herramienta de la plataforma que quiere llegar al público más joven –o, hablando en plata, a los usuarios de Youtube– para retenerlo dentro de la pantalla y convertir Instagram en lo que ya promete ser la red social definitiva. Su función principal es que podamos llegar a los vídeos de otros usuarios de manera rápida y sencilla y, así, aumentar el tiempo que pasamos dentro de la aplicación. Y una cosa está clara: si eres una marca, es la forma más estética y visual de mostrar tus productos. A todo ello hay que añadir, que la app está también integrando nuevas funcionalidad de compra, como el Instagram Shopping.

Gucci-1
El desfile Cruise 2019 de Gucci, retransmitido a través de Instagram. © Gucci.

Sergio Magán: Cuanto más tiempo pasemos dentro de Instagram, más fácil será para la aplicación vender publicidad a las marcas, y ése es el principal objetivo: monetizar sus 1.000 millones usuarios.

Según Sergio Magán, consultor de Marketing Digital y Experto en dicha red social, “cada vez pasamos más tiempo dentro de Instagram, en España la media ronda los 58 minutos al día e IGTV es una herramienta más dentro de esta estrategia. Cuanto más tiempo pasemos dentro de Instagram, más fácil será para la aplicación vender publicidad a las marcas, y ése es el principal objetivo: monetizar sus 1.000 millones usuarios”. Sin duda, una forma directa de vender a los usuarios sin crear publicidad explícita y molesta. Sin ir más lejos, la firmas de moda tienen claro que esta herramienta es una forma fácil de seguir llegando a sus usuarios sin que tengan que abandonar la pantalla de su móvil: pueden subir spots publicitarios, desfiles, el making off de los shootings o, incluso, presentar sus últimas colecciones a golpe de vídeo: el cielo es el límite. La red social está consiguiendo, en definitiva, que lo espectadores tengan la sensación de vivir la moda en su propia piel, desde su mismo teléfono móvil –y sin necesidad, claro está, de moverse de sus casas– y como si estuvieran en primera fila de las más relevantes fashion weeks. Un lujo, apenas un par de años atrás, del todo inimaginable.

Margiela-1

Un sneak peak del desfile masculino de Maison Margiela, a través de Instagram. © Maison Margiela.

Sergio Magán: Si bien es cierto que [IGTV] entró de manera fulgurante, se ha detectado un cierto desinterés por parte de los usuarios.

El formato audiovisual en concreto contiene un gran potencial para las firmas porque va dirigido a los millennials y a la Generación Z, la potencial masa de compradores –lujo incluido– del futuro más inmediato y, en consecuencia, un target prioritario para la mayoría de las marcas. Además, IGTV no sólo da la posibilidad de subir vídeos; dispone a su vez de opciones para añadir voz en off, texto y música. Una combinación perfecta para crear branded content que enganche al espectador durante largos y tendidos minutos. La red social en cuestión ha conseguido ya retener a más de 1.000 millones de usuarios activos al mes, y esto nos da una idea de cómo puede triunfar una marca si le saca el suficiente rendimiento a su perfil. Sin embargo, tal y como sigue comentando Magán, “si bien es cierto que [IGTV] entró de manera fulgurante, se ha detectado un cierto desinterés por parte de los usuarios. Eso no significa que se trate de una moda pasajera, es un recurso complementario al resto de recursos (Stories, Instagram Live, Gifs…), que aunque entró de manera ruidosa se irá asentando dentro de la herramienta y las marcas lo integrarán dentro de su estrategia de contenidos”.

Chanel-1

El savoir faire de la colección F/W 2018 de alta costura de Chanel, a través de Instagram. © Chanel.

Sergio Magán: Muchas marcas demandaban la posibilidad de subir vídeos de más duración que los Stories y, sobre todo, que no desapareciesen a las 24 horas como Instagram Live. Esto hará que las marcas expriman su creatividad a la hora de realizar contenido visual para IGTV.

Es decir, la herramienta supondrá una gran ventaja para la firmas, pero acaba de aterrizar y todavía los usuarios deben acostumbrarse a ella. Aun así, siguiendo por el camino de la moda, la plataforma cada vez nos da más posibilidades de acercarnos al universo de las tendencias y de la alta costura que siempre nos ha parecido tan lejano. Instagram está consiguiendo que los espectadores tengan en casa lo que más les gusta y, a pesar de que las grandes firmas ya retransmitían en streaming sus desfiles, el hecho de disponer de ese contenido con una facilidad sin precedentes propicia que nos sintamos cada vez más cerca del espectáculo. “Muchas marcas demandaban la posibilidad de subir vídeos de más duración que los Stories y, sobre todo, que no desapareciesen a las 24 horas como Instagram Live. Esto hará que las marcas expriman su creatividad a la hora de realizar contenido visual para IGTV, ya que quedará insertado en el perfil”, subrayaba Sergio Magán a propósito de lo que le deparará el futuro a esta herramienta que apunta maneras. No hay duda de que las redes sociales siguen avanzando y mejorando a un ritmo que da miedo; y la realidad virtual, en consecuencia, cada vez está más a nuestro alcance. No sabemos con qué nos sorprenderá Instagram la próxima vez, aunque con toda seguridad supere –una vez más– todas nuestras expectativas.