Zara mueve ficha en una lucha de titanes

by Carla Pagespetit,

Zara Flagship en Barcelona
Zara Flagship en Barcelona

Zara tiene algo preparado para el próximo 7 de abril. La multinacional abrirá su tienda más grande del mundo en la capital española, y tendrá más de 6.000 metros cuadrados. Allí se encontrarán las colecciones de mujer, Trafaluc, hombre y niños: todas las de la marca. El Paseo de la Castellana es el lugar elegido para la megatienda, en la zona de Nuevos Ministerios en Madrid. En concreto, Zara se instalará en el edificio que anteriormente albergaba la cadena FNAC, que ya era propiedad de Amancio Ortega.

Parece ser que una tienda en medio de Gran Vía de Madrid o de Passeig de Gràcia en Barcelona no es suficiente. Y no hablamos de la gran Inditex en concreto, sino que popularísimos nombres como H&M o Uniqlo se suman a la fiebre. La moda fast fashion está pasando a la acción, pero van a otro nivel.

En 2016 H&M se situó más cerca, en cuanto a número de tiendas mundiales, a la empresa de Amancio Ortega, y parece que para este 2017 las distancias van a seguir acortándose. H&M tiene previsto abrir cien tiendas más que Zara. Aunque por el momento, el primer puesto sigue siendo por la multinacional gallega, que gana un 10% y rebasa los 3.000 millones, además de seguir creciendo: un 12%.

H&M Flagship store en Barcelona
H&M Flagship en Barcelona

Uniqlo, por su lado, tampoco queda atrás, para octubre estamos esperando la inauguración de la flasgship en Barcelona, la primera en España. Sumando así un hito importante en la historia de la empresa, que llevan ocho años esperando para instalarse en la ciudad condal. Pero si de retos se trata, Primark también puja alto: el retailer conocido por sus bajos precios –aunque se comparen con Zara o H&M-, abrirá otra tienda en Estados Unidos, dónde está sumando locales muy rápido.

Constantes inauguraciones de tiendas, cada vez más grandes y más especiales, que buscan el consumidor en las mejores calles de las ciudades más importantes del mundo. El juego que tienen marcas como Zara, H&M y Uniqlo –por nombrar a los más importantes- parece una auténtica lucha de titanes por conquistar los mejores edificios, y el mayor público. Aunque aquí no hay espada que valga, el protagonismo se lo llevan las perchas y probadores.

Zara flagship store in Hong Kong
Zara flagship en Hong Kong

Una auténtica controversia. Cada vez las ventas en Internet son más importantes para estas cadenas, y los números suben cada año más. Además, no hay estudio que no se decante por un futuro sin la compra online o que no crea que el consumidor pasará a estar muchas veces –o casi siempre- detrás de la pantalla. Sin embargo, las ventas en tienda también crecen y no se quedan atrás. En Zara, por ejemplo, han subido un 13% en el mes de febrero y la primera quincena de marzo. El hecho está en que las tiendas físicas buscan la experiencia. Muestra de ello es la incorporación de la tecnología en tiendas, como probadores interactivos.

El hecho de que Internet no dependa de los ciclos habituales de la moda, de que el número de prendas que encontramos en la red es casi infinito –lo sé, algo exagerado-, y de que las redes sociales cada vez tengan más fuerza en un mundo en el que los millenials llevan la delantera, hace que la apuesta por Internet sea cada vez mayor. Sin embargo, la tienda física tiene un papel muy importante y está deseosa de supervivencia. ¿Dónde acabará esto en un futuro? Aunque muchos tengan sus quinielas y predicciones, solo el tiempo lo dirá.

Uniqlo Flagship store en Nueva York
Uniqlo Flagship en Nueva York