Milán abre las puertas de los ateliers de las firmas italianas

by Marta Torras,

Las casas de moda de Milán, son una de las almas más importantes que enriquecen la economía y la creatividad de la ciudad, aunque el corazón de su negocio sigue siendo un lugar desconocido e inaccesible para muchos, hasta el pasado fin de semana, cuando la ciudad de la moda por excelencia abrió las puertas a los lugares más secretos de la ciudad y donde las firmas italianas crean y diseñan sus colecciones.

“¡Apritimoda! Milan Discovers Atelier”, fue organizado con la colaboración de la Camera Nazionale della Moda Italiana, el Ministerio de Desarrollo Económico, el National Trust italiano y Altagamma, ya que cada vez más, se apuesta por iniciativas para acercar la industria de la moda a los milaneses y a los visitantes de la ciudad.

5

Las 20 marcas italianas más influyentes de Milán, como Giorgio Armani, Etro, Alberta Ferreti, Missoni, Ermenegildo ZegnayVersace, abrieron las puertas de su sede y talleres al público, además de la participación de la Fundación Ferré y el Laboratori Scala Ansalado, (el taller donde se diseña el vestuario y escenografía para las funciones del Teatro alla Scala de Milán) que también se unieron a la iniciativa.

“La moda es cada vez más generosa y cada vez más se involucra en la comunicación de mensajes positivos“, así hablaba sobre el nuevo proyecto, el presidente de la Cámara Nacional de la Moda Italiana, Carlo Capasa.

10

Durante la jornada, cada firma ofreció una experiencia distinta. Algunas mostraron sus técnicas de fabricación exclusivas y sus lugares secretos donde nace la inspiración para cada colección, como en la visita al Palazzo Orsini, donde se encuentra el estudio de Giorgio Armani, construido durante el siglo XVII y que daba la bienvenida a los visitantes en el patio interior del palacio, sostenido por unas firmes columnas toscanas. En su interior, estaban expuestos algunos de los diseños de la firma, mostrando cada detalle y su excelente trabajo artesanal, decorado con muebles del siglo XIX y se dejaban ver hermosos frescos pintados por el artista neoclásico milanés Andrea Appiani.

1

También habían marcas que presentaban sus últimas colecciones, como Prada, que cumplió el sueño de cualquier apasionado de la moda, dejando entrar al público, en su sede de arquitectura industrial y donde se presentó la última colección primavera-verano 2018, durante la semana de moda de Milán. También obsequió a los afortunados visitantes, con un libro sobre la historia y evolución de la firma y un pequeño tentempié al final de la visita.

“La última semana de la moda de Milán ha demostrado que el enfoque de nuestra industria de la moda se está actualizando y cuando un sector maduro decide evolucionar, los resultados inmediatos son más contemporáneos”, dijo el alcalde de Milán, Giuseppe Sala. “Y creo que ser contemporáneo significa dar a las personas la oportunidad de participar en un proyecto y compartir experiencias”.

2

Abrir las puertas de las casas italianas, significó ofrecer a los visitantes una extraordinaria oportunidad para conocer de primera mano la belleza y singularidad de los ateliers donde se crea el verdadero arte y sentirse orgullosos de la excelencia del Made in Italy. Además de conocer de cerca el mundo de la moda, que pocos afortunados tienen acceso, también significó vivir una fantástica experiencia, visitando los showrooms de las mansiones, donde se han presentado las colecciones durante años y que solo los clientes más importantes han tenido la oportunidad de visitar.

3

Una vez más, Milán nos demostró su lado más cosmopolita, fascinante y receptivo, regalando a sus ciudadanos la oportunidad de apreciar en persona la belleza de los lugares más exclusivos y permitir, de manera gratuita, que los jóvenes y los estudiantes abrieran un diálogo emocionante y estimulante con los diseñadores y profesionales que se dedican al mundo de la moda. Cada visita fue única y reflejó el estilo de cada casa, su historia y su refugio donde nace la inspiración.

4

Además, obtuvo la ayuda de más de 150 estudiantes voluntarios que guiaron a los visitantes en cada actividad, gracias a una asociación con las escuelas de moda más importantes de Milán, como IED Milano, Instituto Marangoni o IULM.

 

 

Temas que te pueden interesar: , ,