La maison Dior nos cuenta todo lo que tienes que saber para triunfar en el mundo de la moda

by Isabel Serra,

dior-polimoda

Cada año, la escuela de diseño italiana Polimoda realiza un nuevo capítulo en su serie Rendez Vous, donde expertos internacionales del mundo de la moda aconsejan a los alumnos a través de su ejemplo. Por sus atriles han pasado ponentes de la talla de Tim Blanks, editor de The Business of Fashion o Li Edelkoort, experta en tendencias. Este año era el turno para Olivier Bialobos. Su nombre probablemente no os sonará, pero es el encargado de manejar los hilos en la firma Dior. Coordina los fashion shows, la prensa, la publicidad, las redes sociales, el escaparatismo, elige las celebrities… Es además el responsable de la joya de Dior and I, documental que se imaginó mientras estaba buscando un director creativo, que acabaría siendo Raf Simons. “Es el trabajo del que estoy más orgulloso”, nos confiesa.

Según Bialobos, las claves del éxito pueden individualizarse en los valores que definen su firma: excelencia, elegancia, creatividad, savoir-faire, tenacidad, dedicación, capacidad de reacción y una considerable sensibilidad con el cliente. No dijimos que fuera fácil. Para él, viajar es imprescindible para triunfar: viajar significa conocer otras culturas y otras maneras de pensar la moda. Significa crecer. Por ello aconseja a los alumnos hacer estadas internacionales en otros países, expandir horizontes. Y no dejar nunca de lado el arte. Insiste mucho: “Quizás os puede parecer extraño, pero es muy importante, para mí y especialmente en el mundo de la moda: el arte. Visitad muchas exposiciones, no importa aquello que se esté mostrando.”

El éxito de una firma se basa en la perfecta coordinación entre el atelier y la dirección creativa. Refiriéndose a sus talleres, Bialobos afirma: “Ellos saben qué es Dior”. Más allá de la fuerte personalidad que ha caracterizado siempre a los diseñadores de la maison – Yves Saint Laurent, John Galliano, Raf Simons – la esencia de la casa nunca ha desaparecido. De eso se trata, de armonizar la individualidad con los valores eternos de Dior. Esa es, según él, la explicación de que hoy, casi setenta años después de su fundación, Dior siga siendo una de las firmas más prestigiosas, la definición del lujo.

Por último, nos ha contado la importancia que da a la formación de los nuevos diseñadores. Para eso insiste en ceder espacio a los estudiantes en sus filas: así lo hizo en 2014, al invitar a 63 estudiantes internacionales a visitar sus ateliers y a disfrutar de la presentación de su colección de Alta Costura: “fue increíble verlos llorar en los talleres”. Y allí va buena noticia: está preparando otro encuentro internacional.

Un último consejo: “Priorizar siempre la calidad a la cantidad”. Palabra de Dior.